Diario Vasco

Sevilla, 20 mar (EFE).- El presidente del Real Betis, Ángel Haro, calificó este lunes como "histórico" el acuerdo alcanzado la pasada semana para que el club tenga una opción de compra del 51% del capital de la sociedad en poder de la empresa Bitton Sport y que ello da "fortaleza y estabilidad" a la entidad.

Haro, en una comparecencia ante los periodistas en el estadio Benito Villamarín para explicar este acuerdo, destacó que es "un gran triunfo" y "un antes y un después" en el discurrir del Real Betis.

El presidente recordó que el consejo de administración decidió la pasada semana por unanimidad firmar este acuerdo con Bitton para reconocerle la propiedad del 51 por ciento de las acciones y también una opción de compra de este capital que a su vez lo adquirió en 2010 a Farusa, empresa ligada al expresidente Manuel Ruiz de Lopera.

Añadió que ello venía motivado por unos informes jurídicos que "obligaban" a que este capital fuera inscrito en el club al estar argumentado su propiedad.

También subrayó que Bitton renuncia a ejercer los derechos políticos de estas acciones en los próximos cinco años y que la entidad verdiblanca no hará uso de ellas en las venideras juntas generales de accionistas, por lo que en éstas siempre podrá estar representado solo el 49% restante.

Haro desveló que el precio de este 51% de las acciones se ha valorado en 10.425.000 euros y que esta operación es independiente a los procedimientos judiciales con Farusa, "que seguirán su curso".

El dirigente informó también, si finalmente se ejerce la opción de compra, del procedimiento para la distribución entre los béticos, con la intención de que no se acumule las acciones en pocas personas y esté siempre muy diversificado el capital.

Este acuerdo fija que una persona en representación de Bitton entre en el consejo de administración del Betis y que esta empresa reciba por la firma del documento una cantidad a cuenta del posible traspaso de acciones, lo que se cuantificó en trescientos mil euros.

El vicepresidente del club, José Miguel López Catalán, quien también estuvo en la comparecencia, precisó que todas las agrupaciones béticas que están implicadas en los pleitos sobre las acciones fueron informadas de las negociaciones y que le ha "sorprendido" que en finalmente se "haya salido" del pacto e incluso lo intenten "boicotear", en alusión a 'Por Nuestro Betis' y 'Béticos por el Villamarín'.

López Catalán añadió al respecto que pueden entender que "no estén de acuerdo" con la negociación pero que no deben "tolerar" que se hable de que es "indigno".

"El acuerdo impide que el futuro del Betis esté en Farusa o en Bitton. Hemos ganado mucho y renunciado a muy poco", puntualizó el dirigente.