Diario Vasco

Washington, 20 mar (EFE).- El juez Neil Gorsuch, nominado por Donald Trump para el Tribunal Supremo, se comprometió hoy ante el Comité Judicial del Senado a ser "fiel" a la Constitución y las leyes de Estados Unidos.

Con fama de conservador, Gorsuch formuló su compromiso en su primera audiencia ante al Comité Judicial del Senado, que evalúa su designación para ocupar un cargo vitalicio en el Tribunal Supremo y sustituir al magistrado conservador Antonin Scalia, fallecido en febrero de 2016.

"Soy consciente de mis imperfecciones, pero prometo a cada uno de ustedes y al pueblo estadounidense que, si me confirman, haré todo lo que esté en mi poder para ser un fiel servidor de la Constitución y de las leyes de nuestro país", dijo Gorsuch, que a continuación agradeció a su esposa su apoyo y le dio un abrazo.

"Cuando te conviertes en juez, solo defiendes una cosa, la ley", añadió Gorsuch, que desde 2006 ejerce como magistrado de la Corte de Apelaciones del Décimo Distrito, una instancia inmediatamente inferior al Tribunal Supremo y con sede en Denver (Colorado).

Durante su intervención, el magistrado no hizo referencia a los ataques formulados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra otros jueces, pero se dirigió al resto de la judicatura del país y agradeció el trabajo a los magistrados que trabajan "con valentía y compañerismo, independencia e integridad".

Los senadores demócratas han pedido a Gorsuch que se posicione públicamente sobre los ataques que Trump ha lanzado contra los jueces federales que han bloqueado su orden ejecutiva para prohibir temporalmente la entrada a Estados Unidos a los refugiados y a los nacionales de seis países musulmanes.

Durante la audiencia, los demócratas criticaron a Gorsuch por las sentencias que ha emitido a favor de las grandes empresas y que dejan de lado a los ciudadanos.

"En mi tiempo en el puesto, siempre he tratado de dar el mismo tratamiento a los ricos y a los pobres", dijo Gorsuch, quien defendió su objetividad y citó varios de los fallos que ha emitido a favor de personas con discapacidad, presos, trabajadores e inmigrantes indocumentados.

"He fallado también en contra de esas personas", añadió Gorsuch, que aseguró que en sus decisiones siempre se han guiado por la ley y no por la opinión que tiene sobre quienes buscan justicia.

Los demócratas se comprometieron hoy a examinar exhaustivamente el historial y posiciones de Gorsuch antes de votar su confirmación.

Para lograr su confirmación, una vez superado el trámite del Comité Judicial del Senado, Gorsuch necesita lograr en el Senado una mayoría de 60 votos, una barrera que podría tener difícil superar debido a que los republicanos tienen una mayoría de 52 escaños en la Cámara Alta y necesitaría el apoyo de varios demócratas.