Diario Vasco

Varsovia, 20 mar (EFE).- Un tribunal de Varsovia condenó hoy a cuatro años de prisión a un abogado polaco por espiar para Rusia desde 2012.

La sentencia, que no es firme, considera probado que Stanislaw S., quien también tiene pasaporte ruso, suministró "información sensible" relativa al sector energético polaco a los servicios secretos de Rusia, y actuó "contra los intereses de Polonia".

El abogado fue entrenado por los servicios rusos antes de comenzar a desarrollar su labor de informante, "consciente de la gravedad de sus actos y de que estos violaban normas legales y sociales", señaló la sentencia.

El condenado suministraba información sobre la política energética polaca y acerca del funcionamiento de la terminar de gas licuado con la que cuenta este país a orillas del Báltico.