Diario Vasco

Palencia, 2 dic (EFE).- La factoría de Renault en Villamuriel de Cerrato (Palencia) ha batido hoy su propio récord de producción, situado en las 288.751 unidades de 2004, con la fabricación del vehículo 300.000 en menos de un año.

Un Mégane Sport Tourer negro brillante con destino a Dinamarca ha sido el protagonista de este "hito histórico" para la factoría de Villamuriel de Cerrato, según ha informado hoy en un comunicado la compañía.

Han sido precisamente los recientes lanzamientos del Kadjar y el Mégane y el éxito comercial que están consiguiendo, las causas de que las instalaciones de Renault en Palencia estén funcionando a pleno rendimiento.

De hecho, desde el pasado mes de septiembre se trabaja a cuatro turnos, con un récord de plantilla de 4.800 personas.

A este ritmo la firma prevé finalizar el año con una producción superior a las 330.000 unidades.

El director de la factoría, José Martín Vega, ha querido compartir este momento con los empleados, inmortalizando este "hito" con una foto de familia y entregando un pequeño detalle a toda la plantilla.

"Este éxito es fruto del esfuerzo de todos y cada uno de los empleados de la factoría, que cada día ponen lo mejor de sí mismos para que Kadjar y Mégane sigan saliendo con excelentes niveles de calidad y mantengan su liderazgo comercial", ha asegurado.

El vehículo numero 300.000 de Renault Palencia es un Mégane Sport Tourer negro brillante equipado con un motor Energy dCi 110, producido en la factoría de Motores de Valladolid, y una caja manual TL4 de 6 velocidades, procedente de la factoría de Sevilla.

La historia de la factoría palentina siempre ha estado íntimamente ligada a la familia Mégane, de la que ya se han fabricado más de cuatro millones de vehículos con destino a más de 50 países de Europa, la cuenca mediterránea, Asia y Oceanía.