Diario Vasco

Roma, 2 dic (EFE).- La reina Letizia de España acudió hoy a un simposio internacional organizado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que busca promover la alimentación sostenible y las dietas saludables.

La reina, que es embajadora especial para la Nutrición de dicha agencia, llegó al mediodía de este viernes a la sede de la FAO en Roma, donde fue recibida por su director general, José Graziano da Silva.

Acompañada por la ministra española de Agricultura, Isabel García Tejerina, Letizia asistió a la presentación de las conclusiones de los grupos de trabajo reunidos durante el simposio.

Entre los asuntos debatidos, los especialistas analizaron las formas de aprovechar las oportunidades del mercado para promover una dieta saludable y el aumento del acceso a una buena alimentación a través de la protección social y la generación de ingresos, así como el papel de las mujeres como factor de cambio en los sistemas alimentarios.

Está previsto en el programa que la reina de España mantenga un almuerzo de trabajo con algunos de los expertos internacionales participantes en la reunión y luego asista a una charla de la escritora y cocinera británica Jenny Chandler.

Chandler, nombrada este año embajadora especial de la FAO para el Año Internacional de las Legumbres en Europa, hablará sobre la colaboración con los chefs a favor de las dietas saludables.

Antes de abandonar la FAO, la reina visitará la exposición fotográfica "Lo que como: la vuelta al mundo en 80 dietas", creada a partir de un libro de Peter Menzel y Faith D'Aluisio, autores que explicarán en persona su contenido durante el recorrido.

Letizia forma parte desde junio de 2015 del programa de embajadores especiales de la FAO, cuyo principal objetivo es dirigir la atención de la opinión pública hacia la erradicación del hambre, la inseguridad alimentaria, la malnutrición y la pobreza.

Casi 800 millones de personas sufren en la actualidad hambre crónica, mientras que más de 2.000 millones carecen de micronutrientes y 150 millones de niños menores de cinco años tienen retraso del crecimiento por la mala alimentación.

La malnutrición afecta igualmente a 1.900 millones de personas que padecen sobrepeso, de los que 600 millones están obesos, según cifras de la ONU.