Diario Vasco

¿Para qué sirve el salario mínimo?

Madrid, 2 dic (EFE).- El salario mínimo interprofesional (SMI) fija la cuantía retributiva mínima bruta que por ley tiene que percibir un empleado en 14 pagas, sin distinción de sexo o edad de los trabajadores, sean fijos, eventuales o temporeros.

Para 2017, Gobierno y PSOE han pactado una subida del 8 %, hasta 707,6 euros mensuales, que supone el mayor incremento en 30 años y que ayer fue presentada a los interlocutores sociales.

En el salario mínimo se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, en ningún caso, dar lugar a la minoración de la cuantía.

Este salario se refiere a la jornada legal de trabajo en cada actividad (máximo de 40 horas semanales en cómputo anual), sin incluir en el caso del salario diario la parte proporcional de los domingos y festivos.

Si el contrato es a tiempo parcial se percibirá la prorrata que corresponda a la jornada establecida.

La cuantía la fija el Gobierno cada año, mediante Real Decreto, previa consulta con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, y teniendo en cuenta el índice de precios al consumo (IPC), la productividad media nacional y la coyuntura económica, entre otros factores.

UGT y CCOO han reconocido el avance que supone la subida del 8 %, pero lo ven insuficiente para acercarse al entorno de los 1.000 euros que supondrían el equivalente al 60 % del salario medio neto recomendado por la Carta Social Europea (CSE) suscrita por España y que constituye una demanda histórica de los sindicatos.

La patronal, que de momento no se ha manifestado sobre la subida para 2017, ha puesto el acento históricamente en que los aumentos del SMI pronunciados pueden frenar la creación de empleo y propiciar un efecto contagio en la negociación colectiva, con riesgos alcistas para la inflación.

El SMI se creó en 1963 y se mantuvo congelado durante los tres años siguientes, en tanto que a partir de 1967 se ha ido actualizando anualmente, salvo entre 1976 y 1979, años en los que se subió dos veces cada ejercicio por el elevado aumento de la inflación.

En 1980, con la aprobación del Estatuto de los Trabajadores se estableció su revisión anual, previa consulta con las organizaciones sindicales y patronales más representativas.

Desde 1982 el Consejo de Ministros suele fijar el salario mínimo para el ejercicio siguiente en su última reunión del año.

El salario mínimo en los 28 países de la UE ha oscilado en 2016 entre los 1.923 euros mensuales de Luxemburgo y los 215 euros de Bulgaria, según los datos de Eurostat, la agencia estadística comunitaria.

La siguiente tabla recoge la evolución anual del SMI mensual desde 1980, de acuerdo con los datos del Ministerio de Empleo, y la del Índice de Precios de Consumo (IPC) del cierre de cada año.

SMI mensual Variación % IPC

----------------------------------------------------------

1980 136,85 10,2 15,2

1981 153,98 12,5 14,4

1982 170,93 11,0 14,0

1983 193,29 13,1 12,2

1984 208,79 8,0 9,0

1985 223,40 7,0 8,2

1986 241,25 8,0 8,3

1987 253,33 5,0 4,6

1988 264,69 4,5 5,8

1989 280,55 6,0 6,9

1990 300,57 7,1 6,5

1991 320,04 6,5 5,5

1992 338,25 5,7 5,3

1993 351,77 4,0 4,9

1994 364,03 3,5 4,3

1995 376,83 3,5 4,3

1996 390,18 3,5 3,2

1997 400,45 2,6 2,0

1998 408,93 2,1 1,4

1999 416,32 1,8 2,9

2000 424,80 2,0 4,0

2001 433,45 2,0 2,7

2002 442,20 2,0 4,0

2003 451,20 2,0 2,6

2004 460,50 2,0 3,2

2004 (1) 490,80 6,6 3,2

2005 513,00 4,5 3,7

2006 540,90 5,4 2,7

2007 570,60 5,5 4,2

2008 600,00 5,2 1,4

2009 624,00 4,0 0,8

2010 633,30 1,5 3,0

2011 641,40 1,3 2,4

2012 641,40 0 2,9

2013 645,30 0,6 0,3

2014 645,30 0 -1,0

2015 648,60 0,5 0,0

2016 655,20 1,0 (nov)0,7

2017 707,60 8,0 -

(1) Cuando los socialistas llegaron al poder en 2004 hicieron una segunda actualización que entró en vigor en julio de ese año.