Diario Vasco

Palma, 2 dic (EFE).- La dirección general de Consumo de la Consellería de Salud de Baleares ha abierto un expediente sancionador al fabricante alemán Volkswagen por el fraude de las emisiones contaminantes y la manipulación del software de los vehículos, lo que podría suponer una sanción de hasta 660.000 euros, ha indicado hoy Gobierno de esta comunidad autónoma.

En el inicio de expediente se detalla la posible vulneración de hasta cuatro leyes estatales, tres reglamentos europeos, una directiva europea y la Ley de protección y defensa de los consumidores de Baleares, ha precisado en un comunicado.

Los hechos han sido precalificados de muy graves por considerar que concurren agravantes, "como la alteración social, que genera desconfianza en los consumidores; la negligencia grave o dolo, y la generalización de la infracción, habida cuenta del gran número de vehículos afectados"

Según el Govern, la Ley de protección y defensa de los consumidores establece para hechos muy graves sanciones de hasta 660.000 euros, aunque la cuantía concreta se determinará en la instrucción del expediente que se ha iniciado.