Diario Vasco

Cangas do Morrazo , 2 dic .- El club de balonmano Frigoríficos del Morrazo está obligado a sacar algo positivo de su visita a la cancha del DS Auto Gomas Sinfín para no complicarse todavía más su futuro en la liga Asobal, ya que una nueva derrota en Santander le dejaría sin margen de error en las últimas dos jornadas de la primera vuelta.

El decepcionante empate ante el Villa de Aranda ahogó un poco más al equipo gallego, que sigue sin dar síntomas de recuperación, especialmente por la pobre temporada que está realizando el lateral izquierdo serbio Nikola Mikosevic, su fichaje estrella, y las numerosas concesiones que ofrece en defensa.

Al club gallego se le terminan las oportunidades para llegar con vida a la segunda vuelta.

Su entrenador, Víctor García "Pillo", alertó de la necesidad de sumar, al menos, nueve puntos para no descolgarse del pelotón de equipos que luchan por evitar el descenso, y esos cálculos pasan por puntuar en Santander.

Ganar al Auto Gomas Sinfín oxigenaría al Frigoríficos antes de cerrar el año frente al Ademar León y el Bidasoa, además de que permitiría alcanzar al conjunto cántabro, uno de sus rivales directos, en la clasificación. Por ello, el partido es una final, otra más para los cangueses.

El club necesitará mejorar su rendimiento defensivo -es el equipo más goleado de la categoría- para doblegar a un rival que se caracteriza, precisamente, por marcar pocos goles, ya que es el segundo menos realizador.

El partido comenzará a las 19:00 horas en el pabellón municipal de La Albericia y será dirigido por los colegiados Fernández Fernández y Martín Franco.