Diario Vasco

Madrid, 2 dic (EFECOM).- Las ejecuciones hipotecarias (embargos de una propiedad para su venta) tras el impago de una hipoteca disminuyeron un 25,8 % en el tercer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2015, hasta situarse en 14.558, en tanto que los embargos de vivienda habitual lo hicieron un 34,8 %.

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), estas 14.558 certificaciones iniciadas por ejecución hipotecaria suponen un 30,4 % menos de las registradas entre abril y junio de este año.

En una nota, el INE destaca que un 0,02 % del total de viviendas familiares existentes en España -18.455.800- sufrieron en los meses de julio, agosto y septiembre de este año un proceso de ejecución hipotecaria.

No obstante, el INE aclara que no todas las ejecuciones de hipoteca que se inician terminan con el lanzamiento o desalojo de sus propietarios, ya que un procedimiento judicial puede dar lugar a varias certificaciones por ejecución de hipoteca.

Del total de embargos, un 54,8 % corresponden a viviendas, de las que un 26,9 % son habituales, un 20,6 % a viviendas o sedes de personas jurídicas y un 7,3 % restante a otro tipo de vivienda de personas físicas.

Los locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios de viviendas y otros aprovechamientos urbanísticos representan el 36,7 % del total.

En cuanto al estado de las viviendas embargadas, un 10,4 % corresponde a viviendas nuevas, un 48,1 % menos, y el resto, un 89,6 %, a usadas, un 29,1 % menos.

El periodo comprendido entre 2005 y 2008 concentra el 59,9 % de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en el tercer trimestre; un 19,1 % de ellas corresponde a hipotecas constituidas en el año 2006, un 18,0 % a hipotecas constituidas en 2007, y un 14,1 % al ejercicio 2008.