Diario Vasco

Madrid, 2 dic (EFECOM).- La Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que ejerce la acusación popular en el caso Bankia, ha remitido una carta abierta a los grupos parlamentarios en defensa de este sistema, que permite a ciudadanos, partidos y sindicatos personarse en un proceso sin necesidad de estar implicado.

El escrito, firmado por el presidente de este sindicato de cajas, Gonzalo Postigo, contesta a algunas manifestaciones públicas que, desde el Gobierno y el ámbito judicial, se han hecho sobre una posible "regulación" o exclusión de partidos políticos y sindicatos de la acción popular en el ámbito de la justicia.

Postigo recuerda que, sin la actuación de UPyD, que posteriormente prosiguió la CIC, "el caso Bakia no existiría".

Y es que, señala el documento, la acción pública permite a un ciudadano de a pie personarse en un proceso no para defender sus propios intereses, "sino en defensa de la legalidad".

En opinión de la CIC, los recelos sobre la acusación popular se han acentuado tras desvelarse irregularidades con Ausbanc y Manos Limpias, acusados de extorsionar a entidades financieras a cambio de no denunciar en los tribunales.

Pero ya funcionan los "correspondientes mecanismos de seguridad" que permiten corregir estos abusos, aclara el escrito, y de hecho "se encuentran en prisión las personas que actuaron abusando del Derecho".