Diario Vasco

Redacción deportes, 2 dic (EFE).- El Mundial sub-20 de fútbol femenino de Papúa Nueva Guinea proclamará este sábado al sucesor de Alemania en el palmarés de la competición, coincidiendo con la disputa de la final entre las selecciones de Corea del Norte y Francia.

El Estadio Nacional de Fútbol de Port Moresby acogerá el choque que cerrará el torneo entre los equipos norcoreano y francés, los dos aspirantes a la corona que dejó vacante la selección de Alemania con su derrota en cuartos de final.

Corea del Norte ya ganó un Mundial de la categoría, en el año 2006, y ahora confía en derrotar a Francia tras haber acumulado cinco triunfos a lo largo de la competición.

Menos méritos firmó el equipo francés en su camino hacia la final: dos empates y tres victorias. La ilusión, sin embargo, es máxima dado el buen desempeño de la portera Mylene Chavas y de su capitana, la jugadora del Olympique de Lyon Delphine Cascarino.

Por la medalla de bronce lucharán, por su parte, las escuadras de Japón y de Estados Unidos, derrotadas ambas en las prórrogas que decidieron sus respectivos encuentros de semifinales.

Las Nadeshiko, con Yuka Momiki y Mami Ueno en plena puja por la Bota de Oro, y las estadounidenses, encabezadas por Mallory Pugh, tratarán de cerrar su participación en Papúa Nueva Guinea con una medalla de bronce.