Diario Vasco

Beirut, 2 dic (EFE).- La evacuación de los rebeldes y sus familias de la localidad de Al Tal, próxima a Damasco, comenzó hoy con la salida de varios autobuses de la población, tras un pacto entre las facciones opositoras locales y las autoridades.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que los autobuses están acompañados de ambulancias que transportan heridos.

La ONG no precisó el número de personas que está previsto que abandonen Al Tal, unos 20 kilómetros al norte de la capital siria, ni hacia dónde se dirigirán, en virtud del acuerdo alcanzado el pasado 26 de noviembre.

El pacto contempla la entrega de las armas por parte de los insurgentes y la salida de aquellos que lo deseen, la regularización de la situación legal de los que se queden, la apertura de las carreteras que conducen a Al Tal y la creación de un cuerpo de seguridad transitorio integrado por los vecinos del pueblo.

Hoy se completó la evacuación de los rebeldes y sus familiares de la población de Jan al Shieh, también próxima a Damasco, después de un acuerdo similar al de Al Tal, por el que los opositores se han trasladado a la provincia septentrional de Idleb, en poder casi en su totalidad de facciones rebeldes e islámicas.

En los últimos años, las autoridades han pactado arreglos parecidos con las organizaciones armadas opositoras en distintas partes del país, que han pacificado zonas como Homs y áreas del extrarradio damasceno.