Diario Vasco

Tokio, 1 dic (EFE).- La venta de vehículos avanzó un 7,4 por ciento en noviembre en Japón respecto al mismo mes del año anterior, hasta las 417.602 unidades y pese a la continuada caída de la demanda de minivehículos, según datos publicados hoy por el sector.

La venta de turismos avanzó un 16,2 por ciento interanual hasta las 235.871 unidades, informó hoy la Asociación de Distribuidores de Automóviles de Japón (JADA).

La comercialización de camiones y autobuses aumentó un 0,8 y un 9,2 por ciento, hasta las 36.135 y las 1.036 unidades, respectivamente.

Por marcas, Toyota Motor volvió a liderar las ventas con 123.828 unidades, un 8,2 por ciento más en comparación con el mismo mes del año anterior.

Le siguieron Nissan Motor, con 36.105 unidades, un 45 por ciento interanual más, y Honda Motor, con 31.685 vehículos comercializados, un 13 por ciento interanual menos, y Nissan Motor, con 29.569 unidades, un 16,8 por ciento más.

Por su parte, la venta de minivehículos, aquellos con motores de menos de 660 centímetros cúbicos, cayó un 3 por ciento hasta las 144.560 unidades, lo que supone la vigésimo tercera caída consecutiva, según datos de la Asociación Japonesa de Vehículos Ligeros y Motocicletas.

Las ventas de este tipo de vehículos se han resentido enormemente, debido al escándalo de manipulación de emisiones protagonizado en abril por Mitsubishi.

La empresa admitió que había modificado la presión del aire de los neumáticos durante las pruebas para evaluar el consumo de estos cuatro modelos, de los que había vendido unas 625.000 unidades en Japón.

Mitsubishi paró la producción y comercialización de todos los modelos afectados, lo que ha pesado sobre las ventas totales de este tipo de vehículos.