Diario Vasco

Seúl, 1 dic (EFECOM).- La Bolsa de Seúl cerró hoy prácticamente plana, en una jornada en la que las incertidumbres políticas en el país, con la presidenta envuelta en un gran caso de corrupción, eclipsaron la influencia favorable del repunte de los precios del petróleo.

El índice referencial Kospi subió 0,27 puntos, el 0,01 por ciento, hasta 1.983,75 unidades, en una sesión en la que se movieron 3.330 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq, por el contrario, bajó 2,26 puntos, el 0,38 por ciento, hasta los 593,85 enteros.

El principal indicador de la Bolsa de valores surcoreana finalizó hoy sin apenas variación respecto a la jornada del miércoles, en una sesión en la que los inversores no se decantaron por una postura clara.

El escándalo político de la "Rasputina coreana" contribuyó, según los analistas, a reducir el apetito de los inversores por los activos de riesgo en un momento en que se debate sobre la dimisión o una destitución forzada de la presidenta Park Geun-hye.

Los expertos mencionaron como factor positivo, aunque con una influencia limitada, el nuevo repunte de los precios del petróleo.

En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión de hoy un 0,17 por ciento al alza, y el fabricante de semiconductores SK Hynix se revalorizó un 3,03 por ciento.