Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- La Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) ha mostrado hoy su respaldo al proyecto del Gobierno de elaborar una ley dirigida a frenar el consumo de alcohol entre los menores.

FEBE, que agrupa a 120 empresas productoras y distribuidoras de bebidas alcohólicas, apoya en un comunicado la creación de una Ley de Prevención como forma de "evitar la dispersión normativa" entre las diferentes autonomías.

Además, añade que la nueva regulación permitirá "reforzar las labores de control sobre la venta y dispensación a menores" de este tipo de productos.

Los fabricantes y distribuidores de bebidas espirituosas -con más de un 15% de volumen alcohólico- han calificado de "necesario" el compromiso de las administraciones y la sociedad para evitar este tipo de consumo.

De hecho, han recordado que en 2013 ya puso en marcha, junto al Ministerio de Sanidad, la campaña informativa "Menores ni una gota. Más de 100 razones por las que un menor no debe beber alcohol", entre otras iniciativas dirigidas a este mismo objetivo.

La FEBE ha reaccionado ante el anuncio de ayer del ministerio de Sanidad de que busca el consenso político y social para elaborar una ley que frene el consumo de alcohol entre los menores y permita abrir un debate en el que, como ya ocurrió con el tabaco, aumente la percepción del riesgo para la salud.