Diario Vasco

Barcelona, 1 dic (EFE).- El exjugador del FC Barcelona Carles Puyol ha reconocido este jueves que, esta vez, el clásico de LaLiga es "más importante para el Barcelona que para el Real Madrid", dada la situación por la que atraviesa el conjunto azulgrana, que se encuentra a seis puntos de los blancos en la clasificación.

"El Barcelona llega al partido con más urgencias. Quedarse a 9 puntos no sería definitivo, pero tendría muy poco margen de error y se pondrían las cosas complicadas", ha indicado el excapitán del conjunto azulgrana.

Puyol ha asistido hoy a la presentación, junto al exmadridista Fernando Morientes, del sistema de repeticiones 360º de televisión, que LaLiga e Intel Sports estrenarán durante el clásico y que ha tenido su puesta de largo en el Auditori 1899 del FC Barcelona.

Con 29 clásicos a sus espaldas, el exfutbolista catalán ha dicho haberlos vivido "de todos los colores", aunque de todos ellos se queda con el 2-6 del Bernabéu.

"Quedaban pocas jornadas de Liga, nos estaban recortando la diferencia y, si nos hubiesen ganado, se nos hubiese complicado mucho la Liga por la dinámica que llevaban. Aquella victoria sirvió para dejarla prácticamente sentenciada", ha recordado.

Como en tantos otros clásicos, ganó el que llegaba con más dudas. Por eso, Carles Puyol ha recordado que el momento de forma en el que estén ambos equipos suele importar más bien poco.

"Cuando el Barça era el principal favorito, el partido era más complicado para nosotros, y al revés", ha recordado Carles Puyol, quien ha destacado que los azulgranas podrán, además, con el centrocampista Andrés Iniesta para el clásico del próximo sábado.

"Estamos hablando de unos de los mejores jugadores del mundo y que es muy importante para el estilo del Barcelona. No es solo lo que hace Andrés, sino todo lo que mueve a su alrededor. Me alegro muchísimo de que este recuperado", ha indicado.

El excapitán del Barcelona apuesta por un 3-1 y considera clave para lograr la victoria "que el equipo sea fiel a su estilo" y tenga el balón, "porque entonces ellos, que tienen muy buenos jugadores, serán menos peligrosos".

A vueltas con el estilo, Puyol ha negado que éste se haya ido perdiendo, poco a poco, desde que Luis Enrique se sienta en el banquillo: "La idea sigue siendo la misma: tener la pelota, ser protagonistas y presionar en campo contrario, pero ahora tienen más recursos. Pueden utilizar más el contraataque, por ejemplo, porque tienen jugadores que se ajustan más a estas características, y sería absurdo no aprovecharlo".

Preguntado por Leo Messi, Puyol ha admitido que no se imagina al astro argentino lejos del Barça. "Como culé y amigo de Leo espero que se quede aquí muchos años. Creo que está en el mejor sitio, el está feliz aquí, le queda año y medio de contrato y ahora hay que vivir el presente y pensar en el clásico", ha concluido.