Diario Vasco

Moscú, 1 dic (EFE).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aprobó hoy por decreto una nueva doctrina de política exterior en la que una de las prioridades es la creación de una amplia coalición internacional para combatir la amenaza del terrorismo.

"Uno de los mayores peligros de nuestro tiempo es el reforzamiento de la amenaza del terrorismo internacional", señala el documento, que menciona al Estado Islámico entre los grupos que han llevado la violencia "a un nivel de crueldad sin precedentes".

La doctrina publicada por el Boletín Oficial ruso culpa a Occidente del aumento de la influencia de los grupos terroristas por intentar imponer sus valores y sus sistemas políticos, lo que provocó graves crisis de identidad en los países afectados (Oriente Medio y Norte de África).

Además, aboga por consolidar los esfuerzos internacionales para combatir el terrorismo bajo la égida de Naciones Unidas, en particular a la hora de cortar sus fuentes de financiación.

El documento defiende el arreglo político del conflicto sirio y la integridad territorial del país árabe, que debe seguir siendo un Estado democrático, laico y plurinacional.

Al respecto, Moscú se propone impedir las intervenciones militares y otras formas de injerencia exterior que violan el derecho internacional en relación con la soberanía nacional.

Rusia quiere reforzar sus posiciones como una de las potencias más influyentes del mundo, pero aboga por una política constructiva en relación con todos los países, aunque considera prioritario reforzar la cooperación estratégica con China.

Considera que los bloques militares existentes son incapaces de hacer frente a las nuevas amenazas, por lo que defiende consensuar unos principios de seguridad universales e indivisibles aplicables a las regiones euro-atlántica, eurasiática y Asia-Pacífico.