Diario Vasco

Oviedo, 1 dic (EFE).- El Juzgado de Instrucción número 2 de Gijón ha decretado hoy el ingreso en prisión comunicada y sin fianza del joven de 32 años que presuntamente mató a su madre en Gijón en la madrugada del pasado martes, según ha informado la Fiscalía, que había solicitado la adopción de esta medida.

La medida se ha acordado por un presunto delito de asesinato con la agravante de parentesco sin perjuicio de que esta calificación pueda modificarse a lo largo de la instrucción del procedimiento.

El detenido, que ha confesado los hechos, ha sido examinado por el gabinete psicológico adscrito a los Juzgados tras prestar declaración y, en el día de ayer, por dos médicos forenses.

El detenido se presentó a las 8.30 horas del pasado martes en las dependencias policiales para confesar que había asfixiado a su madre mientras dormía.

El cadáver de la mujer fue localizado poco después por la Guardia Civil en el domicilio familiar de la parroquia rural de Monteana, en cuyo interior se encontraban el marido y las otras dos hijas del matrimonio, que no se enteraron del suceso hasta la llegada de los agentes.

En su declaración ante la Policía dijo que esa noche no podía dormir, que tras matar a su madre, dio un paseo hasta la Comisaría del barrio gijonés del Natahoyo para entregarse, y que sufría un trastorno psicoafectivo.