Diario Vasco

Soria, 1 dic (EFE).- El guardameta guipuzcoano Mikel Saizar, que ha llegado al Numancia para reforzar la portería, ha señalado este jueves durante su presentación, que el fichaje por el club soriano supone "un paso adelante" en su carrera deportiva, tras defender hasta este verano los colores del AEK Larnaca de Chipre.

El portero, de 33 años, estaba libre y ha fichado hasta final de la temporada en curso, momento en el que las dos partes, según ha reconocido hoy en rueda de prensa el propio Saizar, tomarán una decisión sobre su posible continuidad en la plantilla rojilla.

El director deportivo del Numancia, César Palacios, ha explicado que el fichaje de otro guardameta ya se venía barajando en el club pero se ha decidido adelantar su incorporación ante la marcha en enero de Munir a la selección marroquí para disputar la Copa de África y la sanción de dos partidos de Aitor Fernández.

"Vengo a pelear y ayudar al equipo y que el míster decida entre los tres", ha señalado Saizar, que es sobrino de un exjugador numantino, Soroa, uno de los protagonistas del equipo que ascendió a Segunda B.

Saizar, que ha jugado en su carrera deportiva en el Real Unión -equipo con el que estaba entrenando en la actualidad tras regresar de Grecia-, Real Sociedad, Pontevedra, Cultural Leonesa, Guadalajara y Córdoba, ha señalado que la segunda división está muy peleada y que el Numancia, al que ha visto en algún partido por televisión, es un equipo que hace muy buenas primeras partes, con un juego que pocos equipos hacen en esta categoría.

El guardameta, que previsiblemente se sentará ya en el banquillo el próximo sábado en el partido que enfrentará al Numancia frente al Almería, se ha definido como un portero que trata de transmitir seguridad al equipo para lo que habla mucho con la defensa.