Diario Vasco

Varsovia, 1 dic (EFE).- Polonia ha recurrido ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) la decisión comunitaria de prohibir un nuevo impuesto para las grandes superficies que impuso para beneficiar a los pequeños comercios.

La portavoz del Ministerio polaco de Exteriores, Joanna Wajda, informó hoy de que se ha apelado la opinión de la Comisión Europea (CE), que el pasado septiembre declaró que este impuesto constituye una forma de ayuda estatal.

Polonia estima que la decisión de la CE de suspender este gravamen viola la legislación comunitaria al impedir la aplicación de un impuesto progresivo.

En septiembre la CE abrió una investigación sobre este nuevo impuesto aplicado al volumen de facturación del comercio al por menor de Polonia y ordenó a Varsovia suspenderlo.

Bruselas expresó su preocupación de que el impuesto pueda favorecer a los pequeños comercios frente a las grandes superficies, ya que esto podría contravenir las normas comunitarias sobre ayudas estatales.

El Gobierno polaco esperaba que este impuesto permitiese al Estado ingresar 1.600 millones de zloty (unos 380 millones de euros) durante el próximo año.

Este gravamen presentaba dos tipos impositivos para el comercio al por menor: un 0,8 % sobre los ingresos mensuales de 17 millones de zlotys (casi 4 millones de euros) a 170 millones de zlotys (40 millones de euros) y un 1,4 % en el caso de ingresos de más de 170 millones de zlotys al mes.

El impuesto era parte de las promesas electorales del partido gobernante Ley y Justicia, que ganó por mayoría absoluta las elecciones generales de octubre de 2015.

Ley y Justicia defiende que se necesita un nuevo sistema impositivo para favorecer la competitividad de los pequeños comercios frente a las grandes cadenas minoristas, en muchos casos en manos extranjeras.

El Ejecutivo polaco también esperaba que el impuesto ayudase a financiar sus programas sociales, entre ellos el de ayudas económicas mensuales a las familias con hijos.