Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- Las asociaciones del norte de la ciudad de Madrid que forman parte de la plataforma de apoyo al proyecto de Distrito Castellana Norte (DCN), el promovido por el BBVA y la constructora San José, ha manifestado hoy que quiere participar en las negociaciones para desbloquear el proyecto de la zona norte de la capital.

Se suma así a la solicitud que ha hecho la Federación Regional de Asociaciones Vecinales (FRAVM), en representación de las delegaciones de Chamartín y Fuencarral, que pide al Ayuntamiento de Madrid participar en las comisiones de trabajo del proyecto urbanístico.

"Manifestamos nuestra satisfacción por el anuncio del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, sobre su intención de prorrogar el contrato con la promotora (expiraba a final de año). Recordamos que hace algunas semanas solicitamos una reunión con el ministro con el fin de pedirle la prórroga de dicho contrato, por un plazo suficiente como para que se pueda llevar a cabo el proyecto", señala hoy la plataforma vecinal de apoyo al proyecto DCN en un comunicado.

"Queremos conseguir que el desarrollo del norte de Madrid se ajuste a las demandas de los vecinos y satisfaga sus peticiones, dirigidas a conseguir un proyecto urbanístico al nivel de las principales capitales europeas, donde los ciudadanos tengan una mejor calidad de vida y gocen de las mejores instalaciones en materia de movilidad, seguridad e infraestructuras", añade la nota.

En los últimos meses, la plataforma de comerciantes y vecinos se ha reunido con todos los grupos políticos representados en el Ayuntamiento así como con representantes de la Comunidad de Madrid.

La plataforma, que representa a diversas asociaciones de comerciantes y vecinos de Fuencarral y Chamartín, ha seguido "muy de cerca" el proceso y considera "lícito" poder estar representada en unas reuniones que estima "muy importantes" para el futuro de la ciudad.

Demanda "transparencia e inmediatez" en las decisiones, con el objetivo de que el proceso no se demore.

"El norte de Madrid no puede esperar más y reclamamos soluciones y que haya un consenso entre todas las partes implicadas, abandonando los temas ideológicos y deseando que Madrid y los madrileños no dejen pasar esta oportunidad", concluye.