Diario Vasco

Ginebra, 1 dic (EFE).- El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Husein, felicitó hoy que el Congreso colombiano haya refrendado el nuevo acuerdo de paz con las FARC, pero recalcó que todos en Colombia tendrán que hacer "grandes esfuerzos" para que éste sea el inicio de una paz duradera y de mejoras en materia de derechos y libertades fundamentales.

"No dejaré de pronunciarme en caso de que ocurran violaciones graves u omisiones por parte del Gobierno o de las FARC", aseguró.

Zeid, quien pidió al gobierno, a los partidos políticos de todas las tendencias y a la sociedad civil en general que pongan de lado sus diferencias y trabajen juntos para que el acuerdo sea aplicado rápidamente.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU es una de las entidades a las que el acuerdo de paz ha confiado un rol de observación y supervisión de todos los aspectos relacionados con los derechos humanos.

"A pesar del conflicto armado, los asesinatos, el desplazamiento forzado, los abusos y violaciones que han ocurrido, Colombia ha realizado grandes avances en derechos humanos durante los 19 años en los que nuestra Oficina ha estado presente en el país", recalcó el responsable en una declaración emitida en Ginebra.

"Por la importancia de este momento en la historia de Colombia, tanto mi Oficina como yo estamos honrados y determinados a continuar apoyando al país y a su gente en el camino hacia una paz sustentada en los principios de derechos humanos", concluyó.