Diario Vasco

Bruselas, 1 dic (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy una resolución no legislativa por la que pide que los comisarios europeos presenten declaraciones de intereses más exhaustivas y reclama mayores poderes de control para la Eurocámara.

El pleno de la Eurocámara respaldó con 615 votos a favor, 5 en contra y 6 abstenciones, un informe no vinculante que pide a la Comisión Europea (CE) que revise su código de conducta para exigir más información a los futuros miembros de su colegio de comisarios.

Los eurodiputados piden también al Ejecutivo comunitario ampliar a 36 meses, frente a los 18 previstos actualmente, el periodo de incompatibilidad durante el cual los excomisarios no pueden acceder a un puesto relacionado con sus carteras.

Esto supone ir más lejos que la reforma prometida por el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, que prevé extender este periodo a 24 meses para los comisarios y a 36 meses solo para el presidente.

Las reclamaciones de la Eurocámara llegan después de los escándalos desatados tras el fichaje del expresidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, por el banco de inversión Goldman Sachs, así como por las revelaciones de que la exvicepresidenta Neelie Kroes aparecía como directiva de una empresa en un paraíso fiscal mientras ocupó su cargo.

Los eurodiputados piden en concreto que la declaración de intereses financieros incluya la actividad e información en el momento de acceder al cargo y de los dos años anteriores.

Proponen además que los comisarios tengan que declarar todos sus intereses como "accionistas, miembros de consejos de administración, asesores y consultores, miembros de fundaciones", así como los intereses de familiares cercanos y si hubo cambios al anunciar su candidatura.

Además apuntan que, en caso de que se produzca un conflicto de interés durante su mandato, el presidente de la CE deberá seguir las recomendaciones del Parlamento para resolverlo o la Eurocámara podrá retirar su confianza en el comisario y, llegado el caso, privarle de sus derechos de pensión y otros beneficios.

Los eurodiputados abogan por que la comisión de Asuntos Legales del PE verifique las declaraciones antes de autorizar la audiencia con la Eurocámara a la que se enfrentan todos los comisarios antes de asumir el cargo, así como que esta pueda publicar los resultados de su análisis si considera que un comisario debe renunciar a un determinado interés financiero o si conviene un cambio de cartera.

El eurodiputado español Ernest Urtasun, del grupo de los Verdes, impulsor de la propuesta, se felicitó en un comunicado de que el informe proporcione "poderosas herramientas para examinar a fondo las dedicaciones y negocios de los Comisarios con la posibilidad de suspender el proceso de nombramiento cuando haya dudas sobre su independencia".

Urtasun criticó que el PE ya denunció su falta de "autoridad real" para estas labores de control "durante el nombramiento del comisario (Miguel Arias) Cañete", quien vendió sus intereses en las empresas energéticas Ducor y Petrologis cuando conoció que iba a ser designado para la cartera de Clima y Energía.