Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- Los médicos forenses que realizaron el examen psiquiátrico al presunto pederasta de Ciudad Lineal han destacado hoy en el juicio que "no encontraron ninguna patología en el acusado" que pudiera afectar a sus capacidades, por lo que era consciente de las agresiones sexuales que supuestamente cometió.

Se trata de los dos forenses de los Juzgados de Plaza de Castilla, quienes hoy han comparecido ante el tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, que juzga a Antonio Ángel Ortiz, de 44 años, para quien la Fiscalía pide 77 años de prisión por secuestrar y agredir sexualmente a cuatro niñas.

"No hemos encontrado ninguna patología que afecte a sus capacidades conflictivas para comprender y las conductas que son lícitas y no lo son", han destacado los forenses, quienes mantuvieron dos entrevistas con el procesado con el fin de comprobar si existía alguna patología en el acusado.

De sus resultados concluyen que "no hay trastorno psicopatológico que afecte a las capacidades" de Ortiz, a quien han definido como una persona "narcisista y bisocial".

Se trata de una persona cuyo "deseo prevalece siempre sobre los demás", y que destaca por "su incapacidad para sentir culpa y asumir responsabilidades".