Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- Partidos y organizaciones de lucha contra el sida han clamado hoy por recuperar las políticas de prevención de esta enfermedad, especialmente entre los jóvenes, así como por acabar con el estigma social y la discriminación que aún hoy siguen sufriendo las personas que la padecen.

Así lo han pedido el PP, el PSOE, Podemos y Ciudadanos en el acto organizado por la Coordinadora Estatal de VIH y sida con motivo del Día Mundial que se celebra hoy y que ha conmemorado desplegando un gran lazo rojo en la fachada del Ayuntamiento de Madrid y formando otro con flores de Pascua en sus puertas.

Desde el PP, el vicesecretario de Sectorial, Javier Maroto, ha enfatizado que su partido asume "en primera persona" el compromiso de prevenir esta enfermedad, sobre todo entre los jóvenes, que la desconocen porque ya no tiene carácter mortal.

El diputado cree que es necesario dar visibilidad a esta "causa justa" en la que aún "queda mucho trabajo pendiente", como eliminar el estigma que "desgraciadamente acarrea en el entorno laboral, familiar y social".

Mientras, el portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, Jesús Fernández, también ha destacado que, a pesar de los avances conseguidos, "hay mucho que hacer todavía" para alcanzar la "normalización de la vida" de los enfermos.

En este sentido, ha recalcado el paso dado por el Congreso la semana pasada, cuando todos los grupos, incluido el PP, apoyaron la proposición no de ley presentada por los socialistas para reclamar al Gobierno que destine 100 millones al Fondo Mundial del Sida.

Su partido ha exigido además recuperar la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida y el presupuesto que tenía asignado en 2011 mediante una moción que hoy ha registrado en el Senado.

Mientras, las diputadas de Podemos Amparo Botejada, Mae de la Concha y Rita Bosaho han lamentado que la prevención del VIH "se ha dejado abandonada", por lo que es necesario retomar medidas para evitar su contagio.

"No se puede dejar de lado el preservativo", ha subrayado Botejada, que ha urgido a devolver este medio de prevención de la transmisión del VIH a la "primera línea".

Al acto ha acudido el concejal de Ciudadanos Bosco Labrado, que ha celebrado que Madrid se haya sumado a la Declaración de París, en la que se enmarca la estrategia "90-90-90" para erradicar la epidemia en 2030.

Es decir, lograr que el 90 por ciento de la población infectada conozca su estado serológico, que el 90 por ciento de las personas diagnosticadas tengan acceso a un tratamiento y que el 90 % de estos consigan reducir su carga viral a niveles indetectables.

Precisamente, Cesida ha pedido a todos los municipios españoles que se sumen a esta declaración como ya han hecho, además de Madrid, otras ciudades como Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, A Coruña, San Sebastián, Málaga o Vigo, entre otras.

Lo ha hecho el presidente de la Coordinadora, Juan Ramón Barrios, en la lectura del manifiesto "Municipios comprometidos con la respuesta al VIH", en el que las 70 entidades que la integran han exigido un pacto de Estado urgente en esta materia para acabar con el estigma y la discriminación que aguantan los enfermos.

"El VIH no discrimina, pero sí la sociedad, que rechaza a las personas con VIH, impidiéndoles acceder a un puesto de trabajo, a un seguro médico o a una residencia de mayores", ha censurado.

Reyes Velayos, presidenta de Apoyo Positivo, ha demandado a la ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, que asuma un "compromiso real" frente a este virus porque "el sida nos afecta a todas y a todos".

Tras la lectura del manifiesto, el delegado del Área de Salud del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, se ha sumado a la petición de un pacto de Estado y ha mostrado el apoyo de la ciudad a esta causa.

Otros colectivos también han querido adherirse a esta reivindicación, como los sindicatos CCOO y UGT, la Cumbre Social Estatal y la Federación Estatal de lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).