Diario Vasco

Palencia, 1 dic (EFE).- Palencia es desde hoy la primera ciudad de España que implanta el nuevo sistema de Car Sharing o alquiler de coche compartido a través de un modelo público-privado, apostando además por el vehículo eléctrico como eje de su oferta.

El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, el presidente de la empresa Respiro, Ian Paterson, el delegado de Empark en Castilla y León, Teodoro Brioa y el director del Vehículo Eléctrico de Renault Iberia, Luis Valerio, han presentado hoy en la capital este nuevo sistema de coche compartido que ya usan cinco millones de personas en todo el mundo.

De esta forma, la capital "da un paso más" en su apuesta por la movilidad sostenible, un ámbito en el que "Palencia es un referente", apostando además por una flota de vehículos eléctricos para dar este novedoso servicio, según ha explicado el alcalde a los periodistas.

Con este servicio, -que se ha puesto en marcha en colaboración con las empresas Empark y Renault, a través de su división ZE o Zero Emisiones-, la empresa Respiro Car Sharing, pionera en este ámbito, trae a Palencia cuatro de sus vehículos (tres Zoe cien por cien eléctricos y un Clio con motor de combustión), y convierte la capital palentina en la primera sede que Respiro tiene fuera de Madrid.

Además, según ha asegurado el presidente de la empresa Respiro, Ian Paterson, "Palencia se ha convertido en el primer ejemplo en España de un Car Sharing público-privado", ya que todas las iniciativas que se han puesto en marcha hasta ahora en España han sido privadas.

Un modelo de "riesgo compartido" que permite "lanzar" este sistema de coche compartido en ciudades más pequeñas que Madrid, Barcelona o Sevilla, donde ya existe.

Al respecto, Paterson ha asegurado que son muchos los municipios españoles interesados en este modelo, dadas las ventajas que ya se han visto en ciudades como Madrid, donde se ha demostrado su ahorro económico frente al uso del coche privado, cuando este no se usa todos los días.

De hecho, según Paterson sus usuarios ahorran una media de 2.200 euros al año frente al coche privado, porque no lo necesitan todos los días y solo pagan cuando lo usan.

Pero las ventajas también son ambientales porque se reducen las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, al reducir el número de coches que circulan por las ciudades y carreteras.

Además, como ha agregado el alcalde, se pretende que Palencia sea "ciudad de prueba del vehículo eléctrico" de forma que los turistas que visiten la capital puedan probar estos vehículos.

"El mejor anuncio de un coche eléctrico es usarlo y en Palencia se podrá hacer", ha agregado al respecto el director del Vehículo Eléctrico de Renault Iberia, Luis Valerio, quien ha explicado que la autonomía de los coches que podrán usarse en Palencia es de 240 kilómetros y que se pueden recargar en media hora.

Para poder utilizar este sistema, que oscila entre los 2 y los 10,50 euros la hora, y los 25 y 64 euros al día en función de la categoría del vehículo y el carácter de la tarifa tan sólo hay que darse de alta en la página web de Respiro (www.respiro.es).

Una vez realizado el registro se recibe en el domicilio una tarjeta mediante la cuál se tendrá acceso al vehículo, previa reserva a través del mismo portal online o en su app móvil de las horas o días requeridos, teniendo que devolver el vehículo en el mismo punto Respiro de recogida al término de ese plazo.

Los puntos que se han delimitado inicialmente en Palencia y que se pueden ampliar en el futuro en función de la demanda existente están en la estación de tren a disposición de los turistas o empresarios que llegan a la ciudad en AVE y en la Plaza de San Lázaro.

De esta forma, el usuario podrá utilizar el vehículo el tiempo que lo necesite, completamente equipado y con los gastos de seguro y de combustible incluidos.