Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFECOM).- El número de tarjetas de crédito aumentó en 2,2 millones en España en 2015, hasta los 45 millones de plásticos, con lo que el parque de tarjetas volvió a los niveles de 2008, a pesar de que el uso del efectivo no desaparece.

El Informe sobre tendencias en medios de pago 2016 elaborado por Tecnocom y AFI presentado hoy recoge un incremento del 2,8 % en las tarjetas de débito, con cerca de 700.000 en circulación, mientras que las de crédito aumentaron un 3,7 %, hasta los 1,6 millones.

Aunque la utilización de las tarjetas crece, los españoles siguen utilizando el efectivo para sus compras, sobre todo para las de menor importe.

Además, la industria se enfrenta a nuevos retos, como la trasposición de la directiva PSD2 (sobre servicios de pago) en noviembre de 2017 o la aparición de nuevos actores, como las empresas de finanzas tecnológicas o "fintech".

El director de banca de Tecnocom, Javier Rey, ha comentado que la normativa PSD2 "favorecerá y permitirá que todos los futuros agentes del sector estén en posición de salida" y ha añadido que va a "haber espacio" para las tarjetas y los nuevos medios de pago.

Rey ha llamado la atención sobre la financiación con tarjetas de crédito, una práctica habitual en América Latina que en España apenas representa un 0,08 % del Producto Interior Bruto.

La consultora del área de innovación y desarrollo internacional de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Verónica López, ha destacado que el protagonismo del sector recae en la actualidad en "el masivo despliegue de soluciones de pago HCE (Host Card Emulation) y el pago móvil instantáneo".

La presencia de terminales TPV en los comercios se situó en los 1,6 millones, un 13 % más que en 2014, y también se incrementaron los pagos en comercio electrónico, hasta los 20.000 millones de euros en cerca de 300 millones de compras.

No obstante, López ha incidido en que "todavía existe una brecha entre la población digitalizada y la bancarizada", ya que el interés por los pagos móviles inmediatos apenas llega al 30 % y el uso de este servicio en España solo representa a un 2 % de los clientes bancarizados.