Diario Vasco

Beirut, 1 dic (EFE).- Al menos dos menores han muerto en el campo de desplazados de Al Rukban por las difíciles condiciones de vida en este lugar situado en la frontera entre Siria y Jordania, dijo hoy a Efe un activista, identificado como Abul Mayed.

La fuente, miembro de la Coordinadora de la Revolución en la Ciudad de Palmira, un grupo que opera en esta población y en otras partes de la provincia central de Homs, explicó por internet que los dos niños, de un año y medio y siete años de edad, perdieron la vida en las últimas 48 horas.

El campo de Al Rukban está ubicado en una zona desértica de Homs cerca del trifinio entre Siria, Jordania e Irak.

"Desafortunadamente, la situación allí es muy mala, y ahora se ha deteriorado por la llegada de las bajas temperaturas", indicó Abul Mayed.

El activista señaló que los menores perecieron por la escasez de alimentos y la falta de atención sanitaria y medicinas en el área.

"En Al Rukban no hay presencia de ninguna organización humanitaria, la ayuda de la ONU entra solo de vez en cuando", apuntó.

Según la fuente, el campo está habitado por unas 80.000 personas, la mayoría provenientes de otras partes de Homs, como Palmira, Mahín y Al Qariatain, y de la provincia nororiental de Deir al Zur.

"Son personas que llegaron huyendo del 'Dáesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico) y de las bandas criminales del régimen", subrayó.

En septiembre pasado, Amnistía Internacional (AI) denunció que las autoridades jordanas impedían el acceso de ayuda humanitaria a Al Rukban, tras cerrar los cruces en esa área y en Hadalat, tras un ataque el 21 de julio en el que murieron siete guardias fronterizos.