Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- El presidente de la Federación Española de Tenis (RFET), Miguel Díaz Román, dijo a EFE sobre la trama de amaños en partidos de tenis investigada por la Guardia Civil, que hay que "erradicar las apuestas" de los torneos Future y que los tenistas investigados podrían ser suspendidos con sanción "muy grave".

"Hay que erradicar las apuestas en este tipo de torneos", aseguró Díaz respecto a los campeonatos 'Future' o 'Challenger', sobre las cuales se ha llevado a cabo la investigación anunciada hoy por la Guardia Civil, que involucra a 34 personas, siete de ellas tenistas.

Según el presidente de la RFET los jugadores que acuden a estos torneos son "vulnerables", ya que son jóvenes con pocos recursos, en campeonatos que solo ofrecen ganancias al campeón y el finalista, que en ocasiones son los únicos que consiguen cubrir los gastos.

"Es muy sencillo que venga una mafia y les pueda hacer entrar en este juego, por eso siempre he dicho que este tipo de apuestas desde la ITF (Federación Internacional de Tenis) deberían prohibirse", apuntó Díaz.

La Federación Española de Tenis no tiene aún los nombres de los siete tenistas investigados, pero su presidente aseguró que, en caso de que fuera probada su culpabilidad, podrían enfrentarse a sanciones "muy graves".

"Todavía no nos han dado los nombres, estamos a la espera de tener esa información. La Federación Española de Tenis será lo más duro que se pueda ser, estas cosas no las podemos permitir aunque sean chicos jóvenes, vulnerables ante estas mafias. Tenemos que velar ante la limpieza de este deporte", dijo Díaz.

"El reglamento prevé sanciones graves o muy graves, que podrían llevar a la suspensión durante mucho tiempo en la participación de estos jugadores en los torneos", añadió el presidente de la RFET.

Según el presidente del máximo organismo del tenis español, es "muy difícil" detectar que se están produciendo apuestas en este tipo de torneos, que en España pueden representar unos 60 campeonatos entre las categorías masculina y femenina.

"Estos torneos lo que se hace es poner un cartel que indica que están prohibidas las apuestas. Para los clubes y los organizaciones es muy difícil saber cuando hay una persona con un móvil si está apostando o está haciendo una llamada. Es muy difícil de detectar, por eso siempre hemos abogado por que en estos torneos todas las apuestas deberían suprimirse", declaró.

La investigación ha detectado diecisiete eventos deportivos supuestamente amañados celebrados en Sevilla, Huelva, Tarragona, Madrid y Oporto (Portugal), pero el presidente de la RFET no descarta que pueda haber más campeonatos amañados.

"Podrían ser más, parece que estas mafias actúan en este tipo de torneos en general. No solo en España, estamos hablando en España porque se ha tomado un poco más en serio, pero esto ocurre en todos los países del mundo. Estas cosas ocurren por la vulnerabilidad de estos jugadores", insistió Díaz.

La trama de amaños ha sido detectada gracias a la denuncia de un tenista de Madrid a la Tennis Integrity Unit (TUI), un organismo que vela por la integridad de este deporte y del que forman parte la ITF, los circuitos profesionales ATP y WTA y los principales torneos.

"Nosotros trabajamos en conjunto con este organismo porque pertenecemos a la ITF y a este organismo en particular que cuida de la integridad en el deporte. Estamos con ellos y con el Consejo Superior de Deportes", añadió Díaz, que reiteró que las apuestas en este tipo de campeonatos deberían haber terminado "hace tiempo".