Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid firmará hoy una modificación del decreto del 24 de noviembre por el que restringe la circulación de coches privados por el centro de Madrid en Navidad, para permitir que circulen los turismos con conductor de Uber y Cabify, después de que un juez admitiese un recurso que lo reclamaba.

Será la delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, quien firme esta modificación del decreto que contempla las medidas del dispositivo especial, según el cual durante buena parte de diciembre y durante los primeros días de enero estará limitado el tráfico de vehículos privados por la Gran Vía y otras vías del centro de la capital para dar más espacio al peatón.

Según fuentes municipales, el Ayuntamiento, sin embargo, presentará alegaciones para los casos de los vehículos de arrendamientos con conductor al no estar de acuerdo con la decisión judicial.

La Unión Nacional de Autoturismos (Unauto) alega que el decreto original del Ayuntamiento no excluye los vehículos con conductor (VTC) de las restricciones de circulación establecidas, "lo que supone un perjuicio para una actividad que ofrece a los ciudadanos, un servicio de movilidad alternativo al coche particular, de calidad y con un gran valor turístico".

La asociación alegó en su recurso -admitido por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 4 de Madrid- que los VTC no se encuentran entre las excepciones a las limitaciones impuestas en el texto impugnado, siendo ésta -dice- una actividad reconocida en la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (art. 91) y en su Reglamento (art. 180).

El Ayuntamiento y los representantes de Unauto, según esta entidad, mantendrán hoy una reunión "para debatir los aspectos impugnados".

El objetivo de los cortes, que comenzarán en la tarde de mañana, viernes, es que el peatón gane espacio en la Gran Vía, Atocha y Mayor, donde solo habrá carriles habilitados para transporte público, taxis, vehículos autorizados y residentes.