Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane sobrepasa a los aficionados cuando habla y llega a más audiencia que su homónimo del Barcelona, Luis Enrique, quien se dirige más "a los fanáticos y al vestuario" y emplea un tono dominante ante la prensa que contrasta con la "tranquilidad" del francés, concluye un estudio sobre comunicación de verbal.

Según Mario G. Gurrionero publica en "El Clásico - Más Allá de las Palabras", Luis Enrique posee un "ritmo de discurso alto y enumeraciones rápidas con la intención de abrumar y dominar con la respuesta al periodista", además lo muestra como "desconfiado e inteligente con el manejo de la distancia", al saber como "controlar el mensaje y colocar titulares".

También lo define como un "buen estratega", pues sabe elegir "las batallas y sus soldados", además de hablar "para los aficionados y vestuario, no para los medios".

Por su parte, considera a Zidane como un "líder tranquilo, discípulo de Carlo Ancelotti" que habla para los medios y "al hacerlo se asegura de llegar a mas audiencia", no solamente a los aficionados.

Además menciona que el francés maneja con inteligencia las ruedas de prensa al presentar una media de "más de noventa segundos por respuesta" en las que pone "dedicación y atención".