Diario Vasco

Lucerna (Suiza), 1 dic (EFECOM).- El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, dijo hoy que no existe "la más mínima duda" sobre la solvencia del Banco Popular, y deseó que Emilio Saracho, que será designado nuevo presidente de la entidad, y un consejo "unido" continúen trabajando para que así siga siendo.

El Banco Popular ha convocado para hoy a una reunión extraordinaria de su consejo de administración para proponer el nombramiento de Saracho como presidente en sustitución de Ángel Ron.

"El Popular es un banco privado y el Gobierno no tiene absolutamente nada que decir. Es una decisión del consejo de administración", señaló De Guindos en Lucerna, donde presidió el Consejo Ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Dijo que el Gobierno "solamente pude respetar" las decisiones del consejo de administración del Popular y "lógicamente desear toda la suerte al nuevo presidente, al nuevo equipo y que trabajen todos juntos para conseguir que el Popular continúe siendo un banco muy solvente", añadió.

En cualquier caso, recalcó, la información que le llegan del Banco de España y del supervisor único, "es que la situación del Popular es una saneada".

"Ni desde el punto de vista del Gobierno, ni desde el de los supervisores existe la más mínima duda de la solvencia del Banco Popular", enfatizó.