Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFE).- El grupo estadounidense The Cordish Companies planea invertir entre 2.200 y 3.000 millones de euros para construir un megacomplejo de ocio en 134 hectáreas del término madrileño de Torres de la Alameda, a 40 kilómetros al este de la capital, que generaría más de 56.000 empleos.

El proyecto de The Cordish Companies, empresa centenaria y familiar con sede en Baltimore (EE UU), dedicada a la promoción de comerciales, hoteles, viviendas, restaurantes o instalaciones deportivas, se ha presentado hoy en un acto celebrado en Madrid.

El plan incluye hoteles, restaurantes, oficinas, cines, un teatro, tres centros de convenciones y una zona de juego que no superaría el 10 por ciento de las instalaciones, y tendría un impacto económico en la zona, según las estimaciones de los promotores, de entre 4.000 y 6.000 millones de euros.

Los responsables del proyecto ya han presentado el estudio al Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Cristina Cifuentes (PP), y han adquirido 134 hectáreas de terreno en Torres de la Alameda, municipio de 8.000 habitantes situado cerca del aeropuerto Madrid-Barajas.

El socio del responsable del proyecto en The Cordish Companies, Joseph Weinberg, ha informado de que "solo faltan los permisos y licencias de obra para comenzar a desarrollar la operación".

Prevé que la ejecución de la obra dure entre 18 y 24 meses desde la obtención de los permisos,

Weinberg ha explicado que el proyecto ahora debe superar el procedimiento administrativo previsto en la Ley de Centros Integrados de Desarrollo (CID), que puede suponer un plazo de entre 5 y 6 meses.

El socio responsable ha explicado que la elección de la Comunidad de Madrid responde a que es "el mejor destino" para erigir este complejo, que sería el primero de este grupo promotor en Europa.

Weinberg ha querido diferenciar el proyecto de otras operaciones frustradas que se presentaron en el pasado, como el denominado Eurovegas que el empresario estadounidense Sheldon Adelson iba a construir en Alcorcón, ya que las zonas de juego solo supondrían entre un 5 % y un 10 % de la superficie del recinto y "será un proyecto mixto con restaurantes y hoteles".

Tampoco pedirían un cambio legislativo para comenzar a operar, como sí pidió Adelson -reducción de las trabas administrativas y permitir fumar en el interior de los recintos, entre otras demandas-, puesto que Weinberg considera que la legislación actual es "apropiada".

El responsable de Cordish ha recalcado que la financiación será completamente privada y que "no precisan ni quieren" subvenciones públicas de ningún tipo.

Weinberg ha dejado abierta la posibilidad de solicitar al Gobierno regional "modificaciones menores" en la red de infraestructuras de acceso al futuro complejo.

El recinto está cercano a las autovía A-2 (Madrid-Barcelona) y a las radiales de peaje R-2 y R-3.

La promotora prevé también la construcción de una estación de tren que conectaría la localidad con la estación de Atocha en diez minutos, aunque no se ha concretado si ellos se harían cargo de la obra o si trasladarían alguna petición al gestor de infraestructuras ferroviarias Adif.

El vicepresidente de Desarrollo y diseño de The Cordish Companies, Abe Rosenthal, ha avanzado que el proyecto será capaz de atraer a 1,6 millones de visitante al año.

Bautizado con el nombre Live! Resort Madrid, el complejo contaría con un centro comercial con 400 tiendas, centros de convenciones, alojamientos y locales de ocio.

Tras destacar que es una noticia "muy buena" para toda la Comunidad de Madrid y para España por lo que supone de creación de puestos de trabajo y "confianza de inversores extranjeros en la potencialidad y capacidad de crecimiento y retorno de una comunidad como Madrid", Cifuentes ha asegurado que el proyecto del grupo Cordish no tiene "nada que ver" con el fallido Eurovegas.

Cifuentes considera "viable" el proyecto, aunque ha añadido que hay que "analizarlo" porque su Gobierno quiere ir "sobre seguro" e iniciar "toda la tramitación administrativa, sacando incluso un concurso público".

Los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid, PSOE-M, Ciudadanos y Podemos) han celebrado el interés del grupo estadounidense Cordish en invertir en la Comunidad, pero han preferido ser prudentes hasta conocer todos los detalles del proyecto.

El alcalde de Torres de la Alameda, Carlos Sáez Gismero (PSOE), ha dicho a Efe que la noticia ha sido recibida por los vecinos "como una lotería" por lo que supone para la economía y para el empleo de la localidad y de los municipios vecinos, aunque no faltan "algunos escépticos" tras lo ocurrido con Eurovegas.

"El Ayuntamiento no ha intervenido en nada hasta ahora en el proyecto. La empresa ha gestionado la compra de los terrenos con los propietarios. No sabemos cómo les habrán contactado, quizá a través de alguna asociación de agricultores", ha dicho el regidor.

Sáez Gismero ha asegurado que en el Ayuntamiento se desconocía el proyecto hasta que supieron que se habían comprado los terrenos y ha explicado que "entre hoy y mañana", después de haber hablado en varias ocasiones con la empresa por teléfono, mantendrán una entrevista para conocerse "cara a cara".

El alcalde ha afirmado a Efe que en esa entrevista pedirá a los representantes de Cordish que los vecinos del municipio madrileño tengan preferencia en la contratación, "pues en el pueblo hay 700 desempleados", aunque él cree que habrá trabajo para muchos más.

Ha manifestado que espera que "no haya pegas" por parte de la Comunidad de Madrid para recalificar el suelo, "que es rústico pero no tiene ningún tipo de protección y está dedicado al cereal"

"Esa recalificación la propondrá el Ayuntamiento, pero es la Comunidad la que debe aprobarla", ha añadido.