Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFECOM).- El grupo estadounidense Cordish prevé invertir 2.200 millones de dólares (más de 2.000 millones de euros), que podrían llegar a 3.000 millones, para construir un "megacomplejo" de ocio de 134 hectáreas en el municipio de Torres de la Alameda (Madrid) que generará 56.433 empleos.

El proyecto, que la empresa ha presentado hoy, incluirá hoteles, restaurantes, oficinas, cines, un teatro, un centro de convenciones y una zona de juego, y tendrá un impacto económico en la zona de entre 4.000 y 5.000 millones de euros.

Los responsables del proyecto han explicado que ya han presentado el proyecto al Gobierno de la Comunidad de Madrid y han adquirido las 134 hectáreas de terreno.

El consejero delegado de Cordish, Joseph Weinberg, ha concretado que "solo faltan los permisos y licencias de obra para comenzar a desarrollar la operación".

El desarrollo de la obra comprenderá un plazo de entre 18 y 24 meses desde la obtención de permisos.

Weinberg ha explicado que la elección de la Comunidad de Madrid responde a que es "el mejor destino" para ubicar este complejo, que será el primero de estos promotores en Europa.

"Madrid es un referente turístico internacional, con una fantástica red de transportes que darán acceso al complejo al resto de Europa", ha continuado.

Weinberg ha querido diferenciar el proyecto de otros operaciones frustradas que se presentaron en el pasado, como la red de casinos Eurovegas que el empresario Sheldon Adelson iba a construir en Alcorcón (Madrid), ya que las zonas de juego solo supondrán entre un 5 % y un 10 % de la superficie del recinto y "será un proyecto mixto con restaurantes y hoteles".

Tampoco pedirán un cambio legislativo para comenzar a operar, como sí pidió Adelson, puesto que Weinberg considera que "la legislación actual es la perfectamente apropiada".

El responsable de Cordish ha señalado que la financiación será completamente privada y que "no precisan ni quieren" subvenciones públicas de ningún tipo.