Diario Vasco

San Sebastián, 1 dic (EFE).- El Grupo de Estudio del Sida (GeSida) ha subrayado hoy la necesidad de reforzar las medidas de prevención y educación sobre la transmisión del VIH a través de las redes sociales, una vía cada vez más utilizada para concertar relaciones sexuales en colectivos de riesgo.

Sobre el auge de las redes entre los grupos con peligro de contraer la infección da cuenta un estudio elaborado en el hospital de La Princesa de Madrid en colaboración con la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales y Bisexuales sobre una muestra de un centenar de pacientes con infección por VIH.

La investigación, presentada hoy en el VIII Congreso Nacional de GeSida que se celebra desde el pasado martes en el centro Kursaal de San Sebastián, revela que más de la mitad de los encuestados declaró haber utilizado internet para propiciar relaciones sexuales de riesgo.

Las redes con sistemas de geolocalización, como Gindr, Tinder o Scruff, son utilizadas por los más jóvenes, los hombres que tienen sexo con hombres y los que no tienen una pareja estable, sobre todo aquellos con más de 10 parejas sexuales en el último año.

Dentro de este colectivo, el 50 % declaró que no usaba preservativo en las relaciones, según el estudio que se llevó a cabo mediante encuestas anónimas de libre cumplimentación en pacientes con VIH del hospital de La Princesa.

La media de los encuestados era de 45 años, más de tres de cada cuatro usaba internet para establecer contactos todos los días y muchos tenían perfiles diferentes redes sociales.

GeSida ha alertado de la necesidad de "profundizar en la asociación entre redes sociales y transmisión del VIH" y ha incidido en la conveniencia de poner en marcha "nuevas medidas de prevención" a través de estos canales.