Diario Vasco

Barcelona, 1 dic (EFECOM).- La firma de cosmética profesional Skeyndor, con sede en Terrassa (Barcelona), prevé obtener una facturación a cierre de 2016 de 21,6 millones de euros, un 12 % más que en el ejercicio anterior, gracias a su expansión internacional y a la consolidación de la empresa en el mercado español.

El consejero delegado de la compañía, Jordi Morcillo, ha explicado hoy en Barcelona en un encuentro con los medios que la empresa, cuyos productos se distribuyen a 52 países, prevé desembarcar en Irlanda, Escandinavia, Bélgica y Luxemburgo el año que viene y alcanzar en el corto plazo un total de 75 países.

Ha precisado que la entrada a los mercados japonés y estadounidense es otro de los grandes retos que se plantea Skeyndor, aunque ha apuntado que la llegada a los mismos no ha sido posible hasta ahora debido a problemas con la regulación del mercado en Japón y a la fortaleza del euro en el caso de Estados Unidos, donde prevé aterrizar en 2018.

La firma, que facturó 19,3 millones en 2015, alcanzará en 2016 los 21,6 millones y espera incrementar la cifra en 2017 hasta 23 millones, gracias a su plan de expansión internacional, por el que el grupo prevé crecer durante los próximos cuatro años un 35 %.

La empresa, que elabora sus productos en Terrassa y los distribuye entre más de 15.000 institutos de belleza, hoteles y "spas', destina entre un 2 y un 5 % de su facturación a la investigación y al desarrollo (I+D) de sus productos, el 40 % de los cuales se vende fuera de España entre Canadá, los países de Oriente Medio y Europa, que copa la mayor parte del mercado extranjero.