Diario Vasco

A Coruña, 1 dic (EFE).- El presidente del Deportivo, Tino Fernández, ha afirmado este jueves en las respuestas a los accionistas del club en la Junta General anual que si el equipo, con Augusto César Lendoiro al frente, hubiera entrado en concurso de acreedores en 2004 y no en 2013, como lo hizo, ahora tendría "títulos y cero deuda".

"Quiero respetar mucho a la persona de antes, pero si multiplicamos la deuda por 53 (en referencia a Lendoiro), no estoy de 16 en la clasificación. El Celta entró en concurso de acreedores cuando tenía que entrar, en 2006, y aquí todo el desbarajuste es desde 2004. Si hubiéramos ido a concurso entonces, tendríamos ahora títulos sin deuda y yo no sería el presidente", aseguró a los socios.

Además, aseguró que si el equipo sigue afrontando la deuda como hasta ahora "en tres años, lo gordo, se ha acabado".

"Seguirá habiendo deuda, pero mucho más asumible", comentó el presidente del Deportivo, que también hizo alusiones al Celta, los títulos y el reparto accionarial.

"Somos el primer equipo de Galicia en títulos, en socios, en audiencia televisiva y además, el que es de los aficionados. El otro es de una persona, por eso insisto en mantener este modelo. Jamás el Celta se va a convertir en un club de 25.000 accionistas", añadió Fernández.

El presidente también lamentó la falta de ayudas de las instituciones públicas al Deportivo y estableció comparaciones con la actuación del Ayuntamiento de Vigo en Balaídos y la de A Coruña con las cubiertas de Riazor.

"Tengo en mi despacho los documentos del convenio del Ayuntamiento de Vigo y se me cae el alma a los pies. Y aquí hablamos de una obra infinitamente más pequeña", dijo sobre la demora en la actuación prevista en Riazor, que tendrá que esperar la licitación de un nuevo proyecto.