Diario Vasco

Vitoria, 1 dic (EFE).- La Ertzaintza ha detenido a un séptimo acusado en relación a la red de prostitución de menores tutelados por la Diputación de Álava, que se suma al psicólogo que se encuentra en prisión preventiva y a las cinco personas arrestadas que quedaron en libertad provisional.

El Departamento vasco de Seguridad ha confirmado hoy este arresto, pero no ha dado más detalles sobre la presunta relación de ese séptimo detenido con la red de prostitución debido a que el caso continúa bajo secreto de sumario.

El pasado 12 de noviembre se informó de la existencia de esta presunta red en la que estarían afectados al menos nueve menores del centro de Sansoheta, dependiente de la Diputación alavesa, que tiene la tutela de los chavales al haber sido retirada a sus padres por orden judicial.

Hasta ahora hay un psicólogo en prisión preventiva y otras cinco personas en libertad provisional con la obligación de acudir cada 15 días al juzgado. El juez deberá decidir la situación en que queda el séptimo detenido.

En el caso ya han anunciado su intención de personarse como acusación la Fiscalía de Menores, la Diputación alavesa y la Asociación Clara Campoamor, especializada en la defensa de los derechos de menores y mujeres maltratadas.

Las nuevas actuaciones judiciales no han trascendido ya que el juez decano de Vitoria, José Luis Núñez, ha pedido al Juzgado de Instrucción número 2 que investigue cómo se filtró a varios medios de comunicación el contenido secreto de la declaración de algunos menores tutelados que presuntamente participaron en la red de prostitución, informaciones que fueron publicadas el día 19 de noviembre.

Su objetivo es que la jueza instructora determine si quien difundió esos datos sumariales cometió un delito de revelación de secretos u otra infracción penal.

El próximo miércoles, día 7, comparecerán a puerta cerrada en una comisión de las Juntas Generales para dar explicaciones sobre este caso el diputado general de Álava, Ramiro González, así como Beatriz Artolazabal, la actual consejera de Empleo y Políticas Sociales que cuando se destapó la presunta red de prostitución era la diputada foral de Servicios Sociales, entre otros.