Diario Vasco

Zaragoza, 1 dic (EFECOM).- La Terminal Marítima de Zaragoza, de Mercazaragoza, ha ampliado sus espacios en 50.000 metros cuadrados y estrenado un servicio de transporte ferroviario bajo temperatura controlada (reefer) con el que se convierte en plataforma logística agroalimentaria exportadora para el valle del Ebro.

El presidente de la Terminal Marítima de Zaragoza (TmZ) y alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha presentado hoy el nuevo servicio acompañado por el presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra, y el director general de Mercazaragoza, Constancio Ibáñez, que ha destacado que este proyecto representa una posibilidad clara de un "fortísimo crecimiento".

La empresa cárnica Grupo Jorge ha sido la primera en exportar sus productos a través del Puerto de Barcelona, ha dicho Ibáñez, que también ha anunciado que la firma Vall Companys, después de adquirir 10.000 metros cuadrados de almacenes frigoríficos y congelación, ha reservado otros 30.000 para centralizar en Zaragoza la exportación hacia países del este de Europa de su producción.

Este nuevo servicio hace de la TmZ la primera terminal marítima de interior con capacidad de carga y transporte ferroviario con control de temperatura, manteniendo en todo momento la cadena de frío, para importar y exportar productos frescos hacia el mercado inglés, el norte de Europa e incluso hacia Marruecos.

La ampliación supone una inversión de 4,85 millones de euros, con 35.000 metros cuadrados de playa de maniobras para contenedores y otros 15.000 para contenedores vacíos, lo que eleva la capacidad de la terminal alrededor del 67 %.

Además se ha renovado la operativa ferroviaria con dos nuevas vías de carga y descarga, y se ha construido un aparcamiento de 9.000 metros cuadrados a la entrada de la terminal para gestionar la entrada de camiones.

La TmZ, que comenzó a funcionar en 2001 moviendo 5.000 unidades de carga y en 2015 se contabilizaron 300.000, experimenta "un vuelco" para convertirse en una gran plataforma agroalimentaria con el transporte ferroviario con control de frío, ha dicho el alcalde.

Ibáñez ha remarcado que de esta forma se cumple el objetivo de convertir Mercazaragoza en punto también para la exportación de productos, con la TmZ, gracias a la confluencia de intereses del Puerto de Barcelona y del de Bilbao.

Ha insistido en las posibilidades de crecimiento de la TmZ por su situación estratégica e infraestructuras y en que el objetivo debe ser hacer de ella un proyecto como la plataforma agroalimentaria de Perpiñán (Francia).

El proyecto se ha dimensionado con cuatro frecuencias iniciales de trenes con control de temperatura a la semana de 28 contenedores por frecuencia.

Además, en terminal hay una capacidad de 60 conexiones simultáneas divididas en tres estructuras, lo que supone que se puede tener almacenada la capacidad de más de dos trenes simultáneamente.