Diario Vasco

Ginebra, 1 dic (EFECOM).- El contexto social y económico en 2017 seguirá provocando incertidumbre para los inversores en todo el mundo, según advirtió hoy un informe publicado por el segundo banco helvético, Credit Suisse.

Según el informe "Investment Outlook" el ambiente para las inversiones financieras "continuará siendo difícil en 2017".

El texto cita un aumento de la inflación, estrechez monetaria, y tensiones económicas y sociales, como las principales causas de la "incertidumbre" que afectará a los inversores.

Los economistas de Credit Suisse estiman que el crecimiento mundial deberá crecer un poco en 2017 con respecto a este año pero con grandes diferencias regionales.

Si bien consideran que las empresas podrán retomar ligeramente sus inversiones, "de forma general, el crecimiento será inferior a los niveles pre-crisis".

El texto considera que la flexibilización presupuestaria en Estados Unidos deberá ayudar a "la recuperación cíclica", mientras que las "incertidumbres con respecto al comercio mundial podrán ser un freno".

Según las estimaciones del banco, la inflación crecerá, pero por debajo del objetivo fijado para los bancos centrales de numerosas economías desarrolladas, excepto para Estados Unidos.

"Mientras que la Reserva Federal estadounidense deberá seguir su progresiva normalización de las tasas de interés, otros bancos centrales podrán mantener una posición más cómoda", reza el texto.