Diario Vasco

París, 1 dic (EFECOM).- La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, reconoció que el desarrollo del comercio internacional, que ha sacado a cientos de millones de personas de la pobreza, no ha solucionado el problema de las pérdidas de empleo que al mismo tiempo provoca.

"Esperábamos que el comercio mundial, que ha sacado de la pobreza a cientos de millones de personas y ha aumentado el poder adquisitivo en los países avanzados permitiría responder a las dificultades de quienes pierden sus empleos, pero no ha ocurrido. Hay que tenerlo en consideración", señaló Lagarde en una entrevista publicada hoy por "L'Obs".

La elección de Donald Trump en Estados Unidos y el voto de los británicos para salir de la Unión Europea muestran "una voluntad de repliegue en el interior de las fronteras", que, aunque no condena el sistema económico basado en el comercio internacional, sí que obliga a "repensar sus consecuencias".

Y a ese respecto, afirmó que el FMI, en coordinación con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) o la Organización Mundial del Comercio (OMC) tienen que luchar contra las desigualdades.

Así, mientras durante mucho tiempo el organismo que dirige se consagró sobre todo a la política monetaria y presupuestaria, ahora también examina aspectos como la contribución de las mujeres a la actividad, las inversiones en sanidad o en educación, en particular para los niños.

Por ejemplo, en Estados Unidos recomienda elevar el salario mínimo como una forma de distribución desde el sistema privado, y la distribución por el Estado de un complemento de ingreso para los menos favorecidos.