Diario Vasco

Madrid, 1 dic (EFECOM).- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha dicho hoy que la inversión del grupo estadounidense Cordish no tiene "nada que ver" con el fallido proyecto Eurovegas, ya que, entre otros aspectos, la parte del complejo de ocio que se destinaría a juego es "casi residual".

En declaraciones a los medios en la Asamblea de Madrid, Cifuentes ha dicho que el proyecto presentado por esta empresa para construir un megacomplejo de ocio de 134 hectáreas en el municipio madrileño de Torres de la Alameda tiene "muy buena pinta".

"Es una noticia muy buena para toda la Comunidad de Madrid y para España en general, por lo que supone de creación de puestos de trabajo y confianza de inversores extranjeros en la potencialidad y capacidad de crecimiento y retorno de una comunidad como Madrid", ha dicho.

Cifuentes ha desvinculado esta inversión de Eurovegas, el macrocomplejo de ocio y juego que Las Vegas Sands, la empresa del magnate estadounidense Sheldon Adelson, proyectó construir en Alcorcón y que finalmente no salió adelante por el rechazo de determinadas exigencias fiscales. "(No tiene) absolutamente nada que ver con Eurovegas", ha sostenido.

La presidenta regional ha destacado que en el proyecto del grupo Cordish "hay un proyecto físicamente registrado con unas actuaciones concretas".

Además, ha indicado que Eurovegas "era un proyecto de juego, donde también había algunas actuaciones relacionadas con el ocio", mientras que el que ha presentado Cordish "es un proyecto básicamente de ocio familiar".

"Hay cine, teatro, hostelería, centro de convenciones, deporte, mucha actividad familiar, también alguna actividad en menor medida relacionada con el juego, pero es un proyecto de ocio", ha manifestado.