Diario Vasco

Roma, 1 dic (EFECOM).- El comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, el español Miguel Arias Cañete, pidió hoy en Roma un incremento en la capacidad de intercambio energético entre los países de la Unión Europea (UE) y los de la ribera sur del Mediterráneo.

"Durante los próximos años se necesitarán enormes inversiones en generación de energía y capacidad de transmisión adicionales", dijo el comisario en la apertura de la Conferencia Ministerial de Energía de la Unión por el Mediterráneo (UPM).

Ante el aumento de la demanda eléctrica en los países del sur y el este del Mediterráneo, Arias Cañete afirmó que los Gobiernos de la región consideran una prioridad abordar esa situación.

Sin embargo, explicó, "falta una aproximación más regional que permita un incremento gradual del comercio energético en la región", consideró el comisario.

"Hasta la fecha, las posibilidades de comercio energético siguen siendo muy bajas. En muchos casos, la infraestructura transfronteriza que podría sostener los intercambios energéticos regionales está o infrautilizada o no existe", agregó.

"El coste del aislamiento del sistema energético es una carga económica para la sociedad. Mejorar el comercio puede rebajar los costes, mejorar la seguridad y servir de impulso para el empleo y el crecimiento en la región", consideró Arias Cañete.

El comisario hizo un llamamiento a una mayor coordinación entre los países socios en la UPM, "que se beneficiarán por lo tanto de la mejor coordinación de sus políticas".

Y pidió que haya un trabajo conjunto entre actores públicos y privados, instituciones y la industria para fomentar las inversiones en instalaciones de generación de energía y de infraestructura de transporte energético.

Para ello pidió el "apoyo y la participación activa de los reguladores energéticos y los operadores de los sistemas de transporte".

Arias Cañete también destacó el "gran potencial de las renovables en la región" y señaló que "es una industria en crecimiento que puede proporcionar empleos y crecimiento" y puede "ayudar tanto a diversificar los suministros de energía como a reducir las emisiones de carbono".

"Invertir en renovables tiene incluso más sentido para los países del sur del Mediterráneo, dada la abundancia de recursos solares y eólicos", añadió el comisario.

Y aseguró que la UE "apoyará totalmente esos esfuerzos y está dispuesta a proporcionar la asistencia técnica y la financiación de proyectos dentro del marco de la política de Vecindad Europea".