Diario Vasco

Londres, 1 dic (EFE).- La plataforma de alojamientos Airbnb anunció hoy que limitará a 90 días al año los alquileres de pisos completos en Londres que no cuenten con una licencia específica para ponerlos en el mercado durante más tiempo.

A partir de la primavera de 2017, la compañía comenzará a aplicar una política que pretende evitar que los alquileres turísticos agraven la crisis de la vivienda en la capital británica, al mermar el mercado de los alquileres a largo plazo.

"Queremos ser unos buenos socios de Londres, continuar liderando nuestra industria y asegurarnos de que el sector de las viviendas compartidas crece de una forma responsable y sostenible", señaló la empresa en un comunicado.

Los propietarios que alquilan su piso más de 90 días al año en la capital británica ya deben pedir un permiso especial, si bien hasta ahora la firma estadounidense no cuenta con mecanismos para obligar a cumplir ese límite.

El anuncio se produce un mes después de que el ayuntamiento de Londres invitara a responsables de Airbnb a una reunión para abordar la legislación sobre alquileres de corto plazo.

El laborista Tom Copley, portavoz del consistorio, dio la bienvenida al anuncio: "Hablamos con Airbnb y nos han escuchado", celebró.

"Sabemos que hay propietarios profesionales que han abusado de las páginas de alquileres para unos pocos días", dijo Copley, para quien algunos de esos propietarios "han convertido sus viviendas en hoteles sin licencia".

"Es fantástico que Airbnb haya respondido a nuestras preocupaciones. Este paso debería ayudar a asegurarse de que Londres aprovecha los beneficios económicos del turismo que crea Airbnb sin poner presión sobre nuestro parque de viviendas", afirmó.

Según sus últimas cifras, Airbnb registró un incremento del 85 % de usuarios en el Reino Unido entre junio y agosto, hasta 1,6 millones de huéspedes, comparado con 860.000 durante el mismo periodo del año anterior.