Diario Vasco

Washington, 30 nov (EFECOM).- El multimillonario inversor Wilbur Ross, con intereses en el sector siderúrgico y minero y conocido por sus operaciones para reestructurar empresas fallidas, fue designado por el presidente electo de EEUU, Donald Trump, como su secretario de Comercio.

Muy crítico con los acuerdos comerciales internacionales, Ross, de 78 años, es el fundador del fondo de inversión WL Ross & Co. y fue asesor económico de Trump durante la campaña electoral.

"Hay una gran diferencia entre el impacto de los acuerdos comerciales para las empresas de EEUU y los trabajadores. Las empresas se han adaptado invirtiendo capital fuera, lo que supone que estamos exportando trabajos e importando productos, en lugar de al revés", dijo Ross en una entrevista reciente en Bloomberg.

El proteccionismo comercial ha sido uno de los principales ejes de la campaña de Trump, quien ha prometido retirarse del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), firmado este año entre EEUU y once naciones de la cuenca del Pacífico; y renegociar el de Libre Comercio de Norteamérica (TLACN), pactado con Canadá y México.

Por ello, Ross deberá navegar la agresiva agenda dibujada por Trump en materia de comercio exterior.

En el comunicado en el que anunció la designación, el equipo de transición de Trump dijo que con el nombramiento de Ross y del próximo secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunciado paralelamente, el magnate inmobiliario definirá un programa "que creará más de 25 millones de empleos en los próximos diez años".

El inversor cuenta con una fortuna estimada de 2.900 millones de dólares, en gran parte lograda con negocios vinculados al sector siderúrgico y minero.

Días antes de las elecciones, Ross explicó en otra entrevista con la cadena CNBC que su apoyo al magnate neoyorquino respondía "a la necesidad de un enfoque más novedoso y radical del gobierno".

"El fenómeno Trump se ha convertido en algo tan importante porque la clase media y baja de EEUU no se ha beneficiado realmente de la actividad económica de los últimos 10 o 15 años y están cansados de ello y buscan algo distinto", agregó.

Para Ross, una victoria de Hillary Clinton, la rival demócrata de Trump, hubiera provocado "una recesión", por lo que "en cuanto (el presidente electo) comience a nombrar a los miembros de su gabinete los mercados se sentirán mejor", vaticinó entonces.

Tras el anuncio de su designación, que habrá de ser confirmada por el Senado, los mercados de Wall Street abrieron hoy al alza y el Dow Jones, su principal indicador, subía media hora después del comienzo de las cotizaciones 77,11 puntos y se ubicaba en 19.220,18 puntos, después de haber tocado en los primeros minutos los 19.225,29 puntos, lo que supone un nuevo máximo histórico intradía.

En el comunicado en el que anunció el nombramiento, Trump destacó que el que será su secretario de Comercio después que él asuma la Presidencia, el 20 de enero, y Ross sea confirmado por el Senado, "sabe cómo ayudar a las empresas para que alcancen el éxito".

"Es uno de los mayores negociadores que he conocido", agregó.

En la década de 1990, el multimillonario estuvo casado con Betsy McCaughey, quien ocupó el cargo de subgobernadora de Nueva York bajo el mandato del gobernador republicano George Pataki.

La trayectoria empresarial de Ross cuenta, no obstante, con un importante tropiezo.