Diario Vasco

Nueva York, 30 nov (EFE).- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, eligió hoy a Steven Mnuchin para hacerse cargo del Tesoro y ejecutar una vasta reforma que incluye eliminar algunas regulaciones financieras impuestas a raíz de la crisis que estalló en 2008.

Mnuchin, de 53 años, no tiene experiencia en la administración pública, pero trabajó diecisiete años en el grupo bancario Goldman Sachs y se ha convertido en uno de los más estrechos colaboradores de Trump desde que se lanzó a la conquista de la Casa Blanca.

Al anunciar hoy su nombramiento, que tiene que ser ratificado por el Senado, Trump destacó "el papel clave" que ha tenido para desarrollar las propuestas económicas que ha venido defendiendo Trump en la campaña y que buscan crear "millones de empleos".

El presidente electo, tampoco sin experiencia gubernamental, recordó que Mnuchin compró el banco IndyMac por 1.600 millones de dólares, "lo dirigió muy profesionalmente" y lo vendió después por 3.400 millones de dólares, más el rendimiento del capital.

"Es el tipo de gente que quiero en mi administración para representar a nuestro país", agregó Trump sobre Mnuchin.

De momento, el elegido ya ha adelantado algunos puntos de sus futuras acciones, incluyendo algunos que están vinculados con una ley que fue aprobada en 2010 para evitar los riesgos que derivaron en la crisis financiera que estalló en 2008.

Se trata de la ley Dodd-Frank, que estableció límites para limitar los riesgos que asumía la banca. Trump prometió promover su derogación si llegaba a la Casa Blanca y, hoy, Mnuchin habló más bien de modificar algunas partes.

"Queremos eliminar partes de (la ley) Dodd-Frank que impiden a los bancos que den préstamos, y eso será la prioridad número uno en la parte de regulación", afirmó Mnuchin en una entrevista a la cadena CNBC poco antes de que se confirmara su nombramiento.

La ley Dodd-Frank, vista con malos ojos por Wall Street, siempre receloso de regulaciones financieras, ha sido uno de los principales instrumentos que ha tenido la Comisión de Valores (SEC, en inglés) para luchar contra los abusos de las firmas financieras.

Fue un cuerpo de regulaciones que impulsó el presidente de Estados Unidos Barack Obama para evitar el colapso de instituciones financieras y proteger a los consumidores de riesgos innecesarios y de abusos ligados en la aprobación de las hipotecas.

Según Mnuchin, tanto él como Wilbur Ross, que también fue elegido hoy para ocupar el puesto de secretario de Comercio, revisarán las regulaciones financieras incluidas en la ley Dodd-Frank a fin de "facilitar los créditos a las medianas y pequeñas empresas".

"Son el motor para el crecimiento de pequeñas y medianas empresas", dijo Mnuchin.

En declaraciones posteriores a los periodistas cuando llegó a la Torre Trump, convertido en cuartel general del presidente electo, Mnuchin reiteró la promesa de Trump de recortar impuestos para impulsar la economía.

La idea, según Mnuchin, es reducir los tributos de las empresas estadounidenses para que sean "las más competitivas del mundo" y, a la vez, repatriar "billones de dólares" que se pierden por negocios que han sido trasladados a otros países.

Trump, al igual que Obama, ha criticado las operaciones de algunas firmas que han decidido trasladar su sede fiscal fuera del país para reducir su carga tributaria. El presidente electo quiere rebajar los impuestos para eliminar esa tendencia.

Mnuchin también prometió reducir la carga impositiva a las clases medias y bajas: "Vamos a tener el recorte fiscal más significativo en los ingresos de la clase media desde (el presidente Ronald) Reagan".

De acuerdo con esas promesas, no habrá "en absoluto" ningún recorte en la carga fiscal de los más ricos, aunque se seguirán aceptando algunas deducciones fiscales por hipotecas o donaciones de caridad.

Todo ello para cumplir con un programa que, de acuerdo con el optimismo reflejado hoy por Mnuchin, espera generar para Estados Unidos una tasa de crecimiento económico de entre el 3 y el 4 % anual.

"Creemos que es bastante sostenible", agregó Mnuchin.

La designación de Mnuchin es un paso más para completar el puzzle del equipo económico que acompañará a Trump desde enero. Además de Ross como secretario de Comercio, el martes fue nombrada Elaine Chao como titular de Transporte.

Falta todavía designar, dentro del equipo económico, a los titulares de Agricultura, Trabajo y Energía, pero, según informaron hoy fuentes del equipo de transición presidencial, no se espera que haya nuevos nombramientos hasta la semana que viene.

Además, queda por definir quién será el nuevo Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, que tendrá ante sí la dura labor de ajustar a la realidad las promesas de Trump de revisar acuerdos comerciales firmados en el pasado.