Diario Vasco

Madrid, 30 nov (EFECOM).- Telepizza pretende convertir a Irán en uno de los países que impulsen su crecimiento futuro con la apertura de unos 200 establecimientos durante la próxima década, lo que exigirá una inversión de unos 94 millones de euros por parte de su socio Momenin Investment Group.

La compañía ha aportado hoy detalles de su desembarco en Teherán, operación que se realizará en régimen de máster franquicia -modelo en el cual el franquiciado se encarga de desarrollar y explotar la marca en toda una región-, gracias a una alianza con un grupo empresarial iraní con intereses en sectores tan dispares como el papel y el cartón o el acero, entre otros.

El presidente del área internacional de Telepizza, el italiano Giorgio Minardi, ha subrayado hoy en declaraciones a los periodistas que la española será la primera cadena de comida rápida internacional en entrar en el mercado iraní.

"Seremos la primera marca internacional del sector del 'retail' en abrir en Irán, es un motivo de orgullo (...) Actualmente no tendremos competencia en el país, por lo que podemos ser los líderes", ha asegurado Minardi.

Cuando se cumple poco más de año y medio desde su aterrizaje en la empresa -procedente de McDonald's-, el responsable de la división internacional de Telepizza ha reconocido que esta operación juega un papel central en el crecimiento futuro de la firma.

Según sus datos, el gasto en restauración en Irán entre 2005 y 2012 aumentó un 120 % y un tercio de éste se realiza en cadenas de comida rápida.

"La competencia local tampoco es buena", ha apuntado uno de los socios del grupo iraní que gestionará la máster franquicia, Hadi Momenin, quien ha insistido en que su país tiene costumbres similares a las de España a la hora de consumir y ahora es, además, tierra de oportunidades para inversores extranjeros, especialmente europeos.

Además de abrir en Teherán antes de que acabe el año -está previsto inaugurar los primeros ocho locales antes de 2017-, Telepizza también ha entrado a lo largo del 2016 en Reino Unido, Malta y Arabia Saudí.

"Desde que llegué, hemos trabajado en reorientar la estrategia internacional más allá de los mercados latinos y mediterráneos. Ahora la idea es hacernos más internacionales, centrándonos en tres focos: Europa occidental, Europa oriental y los países árabes", ha detallado Minardi.

Ha recordado que para poder tener éxito en todos los países es imprescindible adaptar menús y procedimientos operativos, motivo que ha llevado a la empresa a optar por una expansión gradual.