Diario Vasco

Londres, 30 nov (EFECOM).- El Royal Bank of Scotland (RBS) ha suspendido las pruebas de estrés del Banco de Inglaterra y tendrá que aumentar en 2.000 millones de libras (2.200 millones de euros) su capital para apuntalar su fortaleza financiera.

El banco emisor inglés dio a conocer hoy las pruebas de las siete grandes entidades británicas -Lloyds Banking Group, HSBC, Barclays, RBS, Santander UK, Standard Chartered y Nationwide Building Society- para conocer su resistencia ante una crisis financiera global.

El RBS, cuyo 73 % está en manos del Estado, aparece peor situado en las pruebas, en los que se observaron algunas dificultades en el Barclays y el Standard Chartered, mientras que no se identificaron problemas en el resto -HSBC, Lloyds Banking Group, Nationwide and Santander UK-.EFECOM