Diario Vasco

Medellín , 30 nov .- Los jugadores del equipo brasileño Chapecoense Alan Ruschel y Helio Neto, dos de los seis supervivientes del accidente aéreo en Colombia que dejó 71 víctimas mortales, siguen en condición crítica pero estable, según el reporte entregado hoy por los médicos.

La directora médica de la Clínica Somer de Rionegro, Ana María González, precisó que Ruschel no tiene afectada la movilidad de sus piernas, pese a la lesión que sufrió en la columna en el siniestro ocurrido la noche del lunes en el municipio de La Unión (noroeste).

"Alan está hospitalizado en la unidad de cuidados intensivos en estado crítico pero estable. Fue intervenido quirúrgicamente ayer por una fractura que tiene en su columna vertebral, y salió muy bien de la cirugía. No tiene compromiso neurológico y tiene bien la movilidad de sus piernas", reportó González a periodistas.

La especialista indicó que están a la espera de la llegada de la familia del defensa del Chapecoense, como también de los bolivianos Ximena Suárez y Erwin Tumirik, integrantes de la tripulación de la aeronave accidentada.

Sobre la auxiliar de vuelo y el técnico de aviación, González informó que están "en buenas condiciones en términos generales y muy estables" y detalló que pasaron una buena noche en el servicio de hospitalización.

Por su parte, en una situación más delicada se encuentra Helio Zampier Neto, el último de los sobrevivientes rescatados, quien fue intervenido quirúrgicamente por una lesión que sufrió en el tórax, además de lesiones en la cabeza que van desde una herida en el cuero cabelludo hasta una pequeña fractura en el cráneo y un edema en el cerebro por una contusión.

"Helio está estable, pero su condición es crítica. Sufre de coagulopatía (la sangre no coagula correctamente) y le estamos realizando transfusiones sanguíneas", reportó el director médico de la Clínica San Juan de Dios de La Ceja, Luis Fernando Rodríguez.

El grupo de especialista que trabajan en la recuperación del futbolista están concentrados en estabilizar su "estado hemodinámico", que se relaciona directamente con el flujo sanguíneo, el pulso y la presión.

Entre tanto, en ese mismo centro asistencial de La Ceja se encuentra Rafael Henzel, el único periodista que salió con vida de la tragedia, quien permanece "estable y sedado" después de la cirugía de tórax que le realizaron.

En cuanto a Jackson Follmann, el Hospital San Vicente Fundación, sede Rionegro, informó que continúa "bajo estricta observación médica" en la Unidad de Cuidados Intensivos, después de que le fuera amputada la pierna derecha.