Diario Vasco

París, 30 nov (EFE).- El actor italiano Rocco Siffredi, estrella de la pornografía mundial, asegura que "Rocco", el documental sobre su carrera que se estrena hoy en Francia, fue una terapia liberadora para él.

"No me había planteado hacer este proyecto, pero, paradójicamente, necesitaba hacerlo (...) Necesitaba soltar todo. Ha sido una terapia para mí", reconoció el actor, de 52 años, en una entrevista a la web francesa "Allôcine.fr".

La cinta, dirigida por los franceses Thierry Damaiziere y Alban Teurlain, fue presentada fuera de concurso en la pasada "Mostra" de Venecia y retrata la angustiosa lucha de Siffredi para domar un instinto sexual que le ha llevado a acostarse con mujeres entre 18 y los 80 años, con travestis y con hombres.

"No quería que hiciesen un retrato positivo de Rocco, tampoco uno negativo. Quería un retrato veraz, sincero (...) A las personas que trabajaron conmigo y que no les gusto quería saber porqué no les gusta mi forma de ser", relató el actor, que ha protagonizado 1.500 películas y se ha acostado con al menos 5.000 mujeres.

El documental también ahonda en el plano familiar, sus relaciones con sus hijos adolescentes (de 20 y 17 años), quienes aseguran con cierta timidez que no sienten vergüenza por el trabajo de su padre, sino que más bien están orgullosos de ello.

También se adentra en la relación que mantiene con su esposa, la también actriz porno húngara nacionalizada italiana Rozsa Tassi, quien afirma que no siente celos: "Rocco conmigo hace el amor, con las demás practica sexo".